lunes, 25 marzo 2019
16:04
, última actualización
Local

Écija se convierte en el destino preferido para pasar un buen fin de semana

Varios grupos de turistas de toda Andalucía suelen visitar la ciudad, en viajes más o menos organizados, en sábado y domingo. Los autobuses con visitantes, en su mayoría personas mayores que vienen de Sevilla, Granada o incluso fuera de Andalucía, aparcan a primera hora de la mañana en la barriada de La Alcarrachela, desde donde los turistas pasean por las calles y monumentos de la ciudad.

el 07 nov 2009 / 21:36 h.

TAGS:

Aparte del detalle de la avanzada edad, todos estos turistas domingueros comparten la particularidad de que no pernoctan en Écija. La visitan de paso. El pasado fin de semana pasaron por el municipio astigitano un grupo de vecinos de Chauchina (Granada), integrantes de una hermandad del municipio, que viajaron para hermanarse con otra hermandad andaluza y pasaron por Écija, una ciudad de la que les encantó "lo poco que hemos podido ver", reconocieron.

Y es que en poco más de una mañana no da tiempo a visitar toda la ciudad. Tampoco les dio tiempo a hacerlo a un grupo de una asociación cultural que venía de San Juan de Aznalfarache y cuyos miembros habían decidido pasar el domingo en Écija, visitando sus monumentos y dando paseos por sus calles a través de un viaje organizado.

De más lejos, de Canarias, viene una familia de personas mayores, que hace una ruta por Andalucía, y a su paso en dirección a Córdoba se quedaron "impresionados por el gran número de torres" de Écija y decidieron dedicar un día a visitarla.

Casi todos los domingueros que visitan Écija de paso vienen con su viaje organizado desde su lugar de origen, todos además con su guía particular. Hoy, por ejemplo, están en la ciudad miembros de la asociación de peregrinos Amigos del Camino de la Cruz, de San José de la Rinconada; que hacen a pie el camino hacia Caravaca de la Cruz (Murcia) recorriendo una parte del mismo cada domingo. Llegan a Écija para visitar la iglesia de Santiago.

Este monumento religioso está entre las visitas obligadas que hacen todos los grupos que vienen a hacer turismo a Écija, pese a tener el tiempo justo. En ese itinerario no faltan tampoco otras joyas del patrimonio ecijano, como el palacio de Peñaflor, la iglesia de Santa María, el palacio de Valdehermoso, la renovada iglesia de San Juan, la plaza del Salón, la fachada de Santa Bárbara y las portadas barrocas de la calle Garcilaso.

  • 1