viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Local

Educación dice que el nuevo reparto de plazas reducirá el fraude escolar

Educación cree que, al rebajar la cercanía al colegio como requisito para lograr plaza, evitará la picaresca de quienes eligen un centro fuera de su zona y reducirá el fraude escolar.

el 15 sep 2009 / 21:29 h.

TAGS:

"Algunos niños tendrán que desplazarse más para ir al colegio, pero eso ya pasa ahora. El nuevo mapa escolar no empeorará la escolarización, al revés, abrirá posibilidades". Educación cree que, al rebajar la cercanía al colegio como requisito para lograr plaza, evitará la picaresca de quienes eligen un centro fuera de su zona y reducirá el fraude escolar.

La Delegación Provincial de Educación de Sevilla va a modificar los 11 distritos escolares de la ciudad, antes subdivididos en pequeñas zonas que determinaban, según la cercanía, en qué colegios podía estudiar cada niño. Estar dentro de una subzona puntuaba más en el baremo escolar que estar dentro de un distrito (10 puntos frente a seis). Pero en la escolarización de marzo ya no habrá subzonas, de modo que una familia tendrá 10 puntos para optar a una plaza, ya viva frente al colegio que quiere o a 6 kilómetros de él, siempre que esté dentro de su distrito escolar. También hay otra diferencia administrativa. Antes, si había niños que se quedaban sin plaza dentro de su subzona -por el exceso de demanda-, Educación estaba obligada a habilitarles un aula más en el colegio más cercano.

Ahora, al haber limitado los límites para pedir plaza dentro de cada distrito, la delegación podrá derivarles a cualquier centro de la zona.

Las asociaciones de padres (públicas y concertadas) desconocían hasta ayer que la proximidad iba a dejar de ser un criterio prioritario para lograr una plaza, y mostraron su estupor ante la propuesta. "Va a ser un desmadre. Habrá niños que tengan un colegio al lado de casa y quizá les toque irse a la otra punta del distrito", explicaba ayer José Manuel Nieto, vicepresidente de FAPA. En cambio, el delegado de Educación en Sevilla, Jaime Mougan, defiende que el reparto de plazas será más fácil para los padres "porque tendrán más posibilidades donde elegir", y recuerda que ahora también hay casos de niños que tienen un centro escolar al lado de casa y se trasladan a otro colegio más alejado. "Ningún alumno va a empeorar respecto a este curso", explicó el delegado a este periódico.

Los 11 distritos escolares dividen el mapa de la ciudad en macrozonas de influencia, algunas grandísimas y otras muy pequeñas, algunas con más colegios concertados que públicos, otras con sólo un concertado. Los límites de esos distritos coincidían para la oferta de plazas públicas y concertadas, pero los límites de las subzonas eran distintos. Y eso es lo que complicaba la situación. Las subzonas podían dividir un mismo barrio, incluso una misma calle. Una familia podía tener derecho a una plaza en dos colegios públicos y dos concertados, mientras que a la familia de enfrente le correspondían cuatro públicos y cuatro concertados.

"Muchos casos de fraude escolar se aprovechaban de las subzonas", explica Mougan, "la mayoría de los fraudes resultaban de falsear el domicilio familiar (el que más puntúa) porque vivían cerca de los límites de una subzona". Un ejemplo es el famoso colegio católico Portaceli, en Nervión, que el curso pasado dejó fuera a cientos de niños. Una de las calles que colinda con el colegio quedaba fuera de los márgenes del área de influencia del centro, y las familias que vivían allí, aun estando al lado, no tenían prioridad para poder entrar al Portaceli.

Los cambios en el mapa escolar vienen auspiciados por la Ley Orgánica de Educación, que obligaba a la delegación a equilibrar la oferta de plazas públicas y concertadas en igualdad de condiciones. Mougan explica que su idea inicial -crear subzonas más pequeñas para asegurar que los niños quedaban escolarizados cerca de sus casas- "era imposible hacerla en Sevilla porque se desestabilizaba el reparto equilibrado de plazas". La nueva propuesta aún está en estudio.

  • 1