viernes, 18 enero 2019
17:04
, última actualización
Local

EEUU pide al hospital de Jerez ver sus urgencias y desata la alarma en la Junta

Salud, que se quejó de no haber sido informada, vincula la inspección con el uso de las bases de Rota y Morón para la lucha contra el ébola. La embajada americana desligó la visita del virus.

TAGS:

ROTA, LISTA PARA RECIBIR AL PRIMER DESTRUCTOR DEL ESCUDO ANTIMISILES DE OTAN El Gobierno de Estados Unidos remitió la semana pasada un correo electrónico a la dirección del hospital de Jerez de la Frontera en el que solicitaba realizar una visita a las urgencias y a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de dicho centro sanitario por parte de la subdirectora adjunta de Asuntos Sanitario del Departamento de Defensa norteamericano. La petición se efectuó poco después de que el Gobierno central diese el visto bueno al uso de las bases militares de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla) para el tránsito del contingente que Estados Unidos enviará a África en su lucha contra el ébola. Esta coincidencia en el tiempo ha hecho que saltasen las alarmas en la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, que ayer vinculó la inspección al trabajo que realizarán los militares norteamericanos en África. Tras esta reacción de Salud, la Embajada de Estados Unidos negó que la supervisión solicitada tenga relación con una «evaluación de su capacidad para lidiar con el virus del ébola» y aclaró que el Hospital Naval de Rota sólo ha pedido permiso para que un funcionario médico del Pentágono lleve a cabo una visita de «rutina» al hospital de Jerez para tratar sobre su capacidad de atención en la especialidad obstetricia para los miembros de su comunidad militar, al igual que se realizan en otros países europeos. Fuentes de la Consejería de Salud aclararon ayer que en el correo remitido por el Gobierno norteamericano únicamente se solicita examinar las urgencias y la UCI del hospital y que en ningún momento se menciona realizar una revisión al servicio de obstetricia. De todos modos, la Junta no autorizará la inspección por no estimarla oportuna. Desde que se conoció que Estados Unidos quería hacer uso de las bases de Rota y Morón  para las escalas de la misión militar contra el ébola en África, el Gobierno andaluz se está quejando porque ni el Ejecutivo español ni el norteamericano habían informado de esas misiones a la Administración andaluza. La propia presidenta de la Junta, Susana Díaz, mostró su malestar por esta situación al embajador de Estados Unidos, James Costos, con el que se reunió la semana pasada. Pero la petición de visitar el hospital de Jerez ha sido una nueva vuelta de tuerca, porque, además, Estados Unidos no ha seguido los cauces pertinentes. La consejera de Salud, María José Sánchez Rubio, calificó de «intolerable» que el Gobierno estadounidense haya realizado esta solicitud sin previo aviso a la autoridad sanitaria andaluza y sin ninguna información adicional. Ante esta situación, exigió mayor coordinación entre administraciones públicas para garantizar una gestión eficiente y evitar que se genere incertidumbre en la población. Es más, Sánchez Rubio recordó que «la Junta viene exigiendo desde hace días información clara y precisa al Gobierno central sobre las actuaciones previstas en territorio andaluz por el traslado del contingente estadounidense y el uso de las bases militares de Morón y Rota y, especialmente, de los motivos por los que se solicita información del hospital de Jerez». Sin embargo, Sánchez Rubio criticó que el Gobierno central sigue sin responder a la demanda del Ejecutivo andaluz. Esta postura de la Junta de negar a un funcionario médico del Pentágono que visite la UCI y las urgencias del hospital de Jerez cuenta con el apoyo del PSOE, que calificó de «inaceptable» que el Gobierno estadounidense pretenda «supervisar» un hospital de la red pública andaluza como «si España fuese el patio trasero de los Estados Unidos». De forma similar se pronunció el coodinador general de IU, Antonio Maíllo, quien indicó que la petición demuestra «el tratamiento colonial al que Estados Unidos nos somete». Por su parte, la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, pidió a la Junta «prudencia» y que no difunda «falsas alarmas» en un tema tan sensible.

  • 1