sábado, 17 noviembre 2018
12:44
, última actualización
Local

EEUU cierra su embajada en Siria en plena ofensiva contra los opositores

El presidente Obama rechaza emplear la autoridad contra Al Assad para desalojarlo, al contrario de lo que ocurrió en Libia con Gadafi.

el 06 feb 2012 / 20:51 h.

TAGS:

Miles de sirios se manifiestan un día sí y otro también contra el régimen dictatorial de Al Assad.

Estados Unidos cerró ayer su embajada en Siria por motivos de seguridad y el embajador, Robert Ford, así como el resto de empleados ya se han marchado del país, informó ayer el Departamento de Estado.

Por otro lado, el presidente estadounidense, Barack Obama, descarta la opción de usar la fuerza para derrocar a su homólogo sirio, Bashar al Assad, como sí ocurrió en el caso de Libia con Gadafi. "El aumento de la violencia, como demuestran los bombardeos en Damasco el 23 de diciembre y el 6 de enero, ha generado preocupación por que nuestra embajada no esté protegida frente a ataques armados", expresó ayer la portavoz de la Casa Blanca Victoria Nuland.

Nuland aclaró que, aunque Ford ya no esté en Siria, sigue siendo embajador y "seguirá comprometido con el pueblo sirio". "El embajador Ford mantendrá el contacto con la oposición siria y proseguirá con nuestros esfuerzos para apoyar la transición política pacífica que el pueblo sirio está intentando conseguir con tanta valentía", señaló.

EEUU considera "peligroso" el camino emprendido por Al Assad "y la incapacidad del régimen para controlar totalmente Siria" y pide prisa para aplicar el plan de acción de la Liga Árabe "antes de que no sea posible aplicar una solución política".

Rusia y China vetaron el sábado una resolución en el Consejo de Seguridad que tenía el respaldo de EEUU y sus aliados europeos y árabes que pedía que el presidente sirio cediese el poder.

En un juego de potencias que se juega sobre el tablero sirio con civiles como piezas, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguey Lavrov, replicó a Occidente que la aprobación del proyecto de resolución sobre Siria "hubiera obligado a la ONU a tomar partido por uno de los bandos en una posible guerra civil".

Entretanto el chorreo de civiles muertos sigue día a día en el castigado país. Unas 60 personas perecieron ayer por un bombardeo del ejército sirio en la provincia de Homs y por la policía en Alepo, Idlib y Damasco , según los comités de Coordinación Local y por el Consejo Nacional Sirio, el máximo órgano opositor.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres, asegura que tiene los nombres de 17 víctimas mortales de los bombardeos.

Fuentes opositoras aseguran que el asalto comenzó poco después de las dos de la madrugada (una de la madrugada en España) y que las fuerzas de Al Assad utilizaron múltiples lanzaderas de cohetes. Homs fue escenario de una sangrienta ofensiva del ejército el viernes, con 300 fallecidos.

El régimen rechaza estas acusaciones y asegura que las imágenes de cadáveres difundidas por internet son un montaje. Los medios oficiales informaron ayer de que "terroristas" habían disparado morteros contra la ciudad.

  • 1