Local

El acusado por el crimen de la botellona culpa a un amigo

Asegura que vio como otro joven asestó una puñalada a la víctima

el 07 may 2012 / 10:26 h.

TAGS:

Óscar Riquelme, el acusado de matar de una puñalada a un joven en una macrobotellona en el Charco de la Pava, asegura que fue un amigo el que asestó la puñalada a Francisco José Guerrero, un joven de 23 años de La Puebla de Cazalla.

En su declaración ante el jurado popular el procesado asegura que en ningún momento vio a la víctima hasta que ya estaba en el suelo herido, momento en el que ayudó "a meterlo en un coche".

Según Óscar Riquelme, de 33 años, acudió con su sobrino y "varios niños de San Juan" al macrobotellón del Charco de la Pava el 25 de marzo de 2011. No contactó con el grupo de La Puebla de Cazalla hasta que llegó un amigo, menor de edad, diciéndole que le "habían pegado entre tres o cuatro, que habían abusado".

Fue entonces cuando se dirigió a un amigo de la víctima para aclarar qué había pasado, "para mediar y evitar reyertas porque soy así". En ese momento vio a su amigo y vecino José Antonio rajar la rueda de un coche y luego "le metió una puñalada a un chaval", con una navaja de grandes dimensiones, y salió corriendo.

Luego vio a la víctima y a una "chavala pidiendo ayuda". Él también pidió socorro y ayudó a "meter a la víctima en un coche y continuó en la fiesta hasta la medianoche. "Tengo la conciencia muy tranquila porque no he matado a nadie", a lo que ha añadido que al principio no dijo quién era "el autor por miedo

  • 1