viernes, 15 febrero 2019
22:29
, última actualización
Local

El ADN sitúa a Carrera Sarobe en el atentado de Capbreton

Rubalcaba remarca que todos los participantes en este crimen están ya en prisión.

el 24 may 2010 / 14:32 h.

TAGS:

Uno de los presuntos etarras detenido el jueves en Francia es introducido en un avión.
El último presunto jefe de ETA, Mikel Carrera Sarobe, Ata, participó en el asesinato de dos guardias civiles en diciembre del 2007 en Capbreton (Francia), según las pruebas genéticas a las que ha sido sometido tras su detención, informaron a Efe fuentes de la lucha antiterrorista, que posteriormente fueron confirmadas por el ministro de Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba. Carrera fue arrestado el pasado jueves junto a los también presuntos etarras Arkaitz Aguirregabiria y Maite Aranalde en Bayona (Francia).


Los dos guardias civiles, Fernando Trapero y Raúl Centeno, fueron asesinado a tiros en una cafetería de Capbreton (Francia) por un comando formado por dos hombres y una mujer, el 1 de diciembre del 2007. Una semana después del atentado fueron detenidos en Francia los etarras Asier Bengoa López de Armentia y Saioa Sánchez Iturregi, a los que se relacionó con este homicidio de Capbreton. Sin embargo, casi un año después, en noviembre de 2008, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció que un etarra detenido en esas fechas declaró a la Policía que el dirigente de ETA Garikoitz Azpiazu, Txeroki, le confesó que fue él quien asesinó a los guardias civiles. Según el ministro, dos de los cuatro miembros del comando Nafarroa, tras ser detenidos, declararon a la Policía que mantuvieron un encuentro con Txeroki y que en esa reunión éste les contó cómo sucedió el atentado de Capbreton.


Los dos etarras declararon que habían oído a Txeroki decir que había participado directamente en el atentado, pero uno de ellos fue más allá y aseguró que el dirigente de ETA reconoció ser el autor de los disparos que acabaron con la vida de los dos agentes. Txeroki fue detenido ese mismo mes, el 16 de noviembre del 2008, cuando su lugarteniente era Mikel Carrera Sarobe, quien le sucedió al frente del aparato militar de ETA.


Ahora, tras las detención de Carerra, las pruebas genéticas han dictaminado la participación del antiguo lugarteniente de Txeroki en el homicidio de los guardias civiles.
Todos en prisión. Tras confirmarse que Carrera participó en el atentado de Capbreton, Pérez Rubalcaba aseguró que todos los que intervinieron en este crimen "están ya en la cárcel". Así lo dijo el ministro a Efe en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) antes de partir hacia Varsovia (Polonia), donde hoy participará en una conferencia organizada por la Agencia Europea para la cooperación operativa en las fronteras exteriores (Frontex) con motivo del Día Europeo de los Guardias de Fronteras.


"La Policía francesa nos acaba de confirmar que una muestra genética recogida durante la investigación de los asesinatos de Capbreton coincide con el ADN de Mikel Carrera y, por tanto, podemos decir que estuvo en Capbreton, y ahora queda por saber exactamente qué papel jugó cada cual en ese horrible asesinato", añadió.


España se encuentra personada en esta causa penal que se sigue en Francia. Para ello, ha contratado a un prestigioso ex senador y abogado francés, quien ejercerá la representación de los intereses del Estado español y se coordinará con el abogado de las familias de las víctimas, según informaron a Europa Press fuentes cercanas a la causa.


El elegido para esta labor ha sido un prestigioso representante de la política y la justicia francesa, Henri de Richemont. Es abogado de profesión y miembro del partido Unión por un Movimiento Popular (UMP) del presidente Nicolás Sarkozy persona a la que es próximo, según las fuentes consultadas. La designación de este abogado ha correspondido a la Abogacía del Estado, quien destacó su perfil entre un listado de candidatos. No obstante, en los trámites para esta personación sin precedentes contribuyen los ministerios de Justicia, Interior y Exteriores.


  • 1