domingo, 24 marzo 2019
12:41
, última actualización
Local

El alcalde de Camas no va a dimitir porque la 'mayoría' de IU le apoya

el 15 sep 2009 / 15:45 h.

TAGS:

El alcalde de Camas, Juan Pazos (IU), aclaró ayer que menos de la mitad (el 45,57%) de los afiliados de IU del municipio quiere su dimisión para que deje paso al ex primer edil y actual coordinador local del partido, Agustín Pavón, y recordó que cuenta con el apoyo de la dirección provincial.

Después de que la asamblea de IU aprobara la madrugada de ayer, por 42 votos a favor y 10 en contra, solicitar su dimisión, el mandatario dejó claro que no piensa renunciar, al tiempo que garantizó que la situación del Ayuntamiento de Camas sigue siendo de "absoluta normalidad" y que él continuará "trabajando como hasta ahora". Puso como ejemplo que hoy está prevista una reunión con la Consejería de Bienestar Social para solucionar "el tema del centro de servicios sociales" del pueblo.

En referencia al número de votos en su contra en la citada asamblea, aclaró que la consulta arroja el porcentaje mencionado. "Sumando la abstención y los votos afirmativos, no alcanza el 52% de los afiliados", indicó en declaraciones a la agencia Europa Press para sostener sus cálculos.

En este sentido, lamentó la "situación tan increíblemente anómala que se está viviendo en el Ayuntamiento de Camas" y dijo sentirse "bastante reforzado" tras la asamblea. "He visto el apoyo del Comité de Sabios de IU, que no entiende esta situación y tengo una resolución de la dirección provincial por escrito donde se insta a los afiliados a apoyar al alcalde y abrir foros de diálogo para solucionar la crisis", agregó. Para entender por qué ahora se pide su dimisión, reconoció que unas declaraciones suyas a principio del mandato pudieron dar pie a la situación actual. "No hay ningún pacto por escrito con él, pero sí manifesté, y luego me arrepentí, que yo sería puente para que volviera a la alcaldía, pero conociéndole ahora me arrepiento", confesó.

Por otra parte, destacó que "en tres días" ha conseguido recopilar "más de 1.500 firmas de ciudadanos solicitando la permanencia del alcalde" y consideró que "eso es lo que vale". En la misma línea, insistió: "Voy a desempeñar la labor que la voluntad popular me encomendó en las últimas elecciones municipales".

Con respecto a la relación con el ex alcalde y su mentor, Agustín Pavón (IU), admitió que "no hay diálogo" y confió en que "poco a poco se va a ir viendo que esta decisión no la entiende nadie", porque le conoce "todo el municipio" por su labor y "nadie ve motivo alguno para que tenga que dimitir". Y usando la misma terminología que en su día empleo su antecesor para explicar su imputación en el llamado caso Camas, por un presunto delito de soborno, lo que le llevó a renunciar a liderar de nuevo las listas para las últimas elecciones municipales, el regidor dijo: "Es una trama trampa que nadie entiende".

Impugnada. La semana que viene se reunirá con la dirección provincial de IU "para ver qué pasos se van a llevar a cabo", mientras que recalcó que la asamblea que pidió su dimisión está "impugnada y el Consejo Local que lo propuso, recurrido, porque hay defectos de forma y fondo".

  • 1