lunes, 22 abril 2019
03:45
, última actualización
Local

Piraguas en discordia

El centro de piragüismo abandona las instalaciones que mantenían, desde 2011, en los bajos del Paseo Marqués del Contadero.

el 12 ago 2014 / 12:19 h.

TAGS:

club-kayak-poloEl plazo expiró ayer a primera hora de la mañana y nada pudieron hacer los responsables del Club de Piragüismo Kayak-Polo, más conocido como Orientación Sur, para conseguir permanecer en las instalaciones que mantenían en uno de los bajos del Paseo Marqués del Contadero. Arropados por la portavoz andalucista Pilar Távora y por el respectivo de Izquierda Unida, José Manuel García, el presidente del Club, Miguel Ángel Rodríguez, quien también agradeció el apoyo del Grupo Socialista en el Consistorio, consideró que el desalojo parte de «una imposición del Gobierno de Juan Ignacio Zoido (PP)»: «No ha habido ninguna predisposición y esta operación no hace sino dañar aún más en la ciudad el deporte base, especialmente aquellos que se desarrollan en el río», consideró. Sobre las alternativas ofrecidas por la delegada de Deportes, María del Mar Sánchez Estrella, Rodríguez las tildó sin dudarlo de «inviables» por no cumplir «los mínimos requisitos». «La primera opción consistía en trasladarnos a una pradera del Centro de Alto Rendimiento, sin apenas espacio; la segunda, meternos en un minúsculo local prefabricado junto a la Torre Schindler, compartiendo espacio con otros clubs y sin comodidad para los deportistas», opinó. «Ha habido diálogo con el Consistorio, sí, pero no se ha hecho nada por conseguir un acuerdo», insistió el responsable. «Zoido se está cargando el deporte en el río; por fortuna todos los demás grupos políticos lo apoyan y nos apoyan con lo que, a estas alturas, sólo podemos esperar que en mayo de 2015 el PP se vaya de la alcaldía», expuso. «No hay nada que hacer ya», lamentó mientras que un grupo de piragüistas procedían, bajo la atenta mirada de seis policías y un funcionario municipal, a la mudanza de los enseres, que irán a parar temporalmente al Club de Piragüismo Triana. «Esta asociación nos ha abierto las puertas, con toda su hospitalidad, incluso desplazando su material, para que podamos seguir dando este servicio de deporte que es para todos», recalcó. Fue un desalojo calmado, sin incidente alguno, y con la furia reprimida. Este espacio deportivo, y otros ya clausurados en la zona, mudarán su piel por un paquete de ocio que comprende, entre otras cosas el denominado Centro de Atención Integral al Visitante, junto a la disponibilidad de varias licencias de bares de copas. Por lo mismo, la portavoz de la asociación de vecinos Estación de Córdoba –y también secretaria local del PA–, Lola Dávila, manifestó que «el Ayuntamiento va a quitar una zona de expansión para las gentes del barrio para crear un espacio privado que sólo generará beneficios económicos y ruidos y molestias; van a desaparecer las piraguas y van a poner veladores», enfatizo. García (IU) fue más allá: si en mayo de 2015 su fuerza política accede al gobierno de la ciudad, «el Club de Piragüismo Kayak-Polo Hispalense volverá a contar con unas instalaciones dignas y adecuadas, tal y como hicimos en el mandato anterior», prometió. Para el portavoz de IU, resulta «increíble e incomprensible» que Zoido «no sólo se dedique a privatizar las instalaciones municipales de Sevilla, sino que encima tenga la desfachatez de poner en la calle a un club de piragüismo sin ánimo de lucro que tanto ha hecho por el deporte de base en nuestra ciudad». La habitualmente presente en actos reivindicativos Pilar Távora habló en nombre del Partido Andalucista al asegurar que «este alcalde está destruyendo el muy buen trabajo del que se ha hecho en Sevilla», para referirse después al «injusto» tratamiento que ha merecido este club deportivo. En clave electoral terminó recalcando «el compromiso andalucista de presentarle a los sevillanos un programa en el que el deporte sea de nuevo una prioridad, y el río un protagonista activo de la ciudad». Algo más tarde, se personó en el club el edil socialista Juan Manuel Flores para mostrar la «solidaridad y preocupación por la situación que viven y que arrastran desde hace meses, ante la falta de capacidad de resolución del gobierno de Zoido en el deporte base, como ocurre en otros temas de la ciudad», según lamentó. Este aparente «ataque» al deporte base no quedó sin contestación por parte del Gobierno popular. La delegada de Deportes, María del Mar Sánchez Estrella, señaló que el club ocupaba un local «sin título» y que, además, «rechazó todas las alternativas que le ha ido ofreciendo el Ayuntamiento», toda vez que ha recordado que el club de piragüismo –que no abonaba nada en concepto de alquiler– ha sido desalojado «por una orden judicial». Eso es así porque «los locales de Marqués del Contadero están destinados para acoger el Centro de Atención Integral al Visitante, un proyecto conjunto de Ayuntamiento y Junta». Sánchez Estrella dijo que en estos locales estaban realojados de manera provisional desde 2002 dos clubes de piragüismo –Lipasam y Piragüismo Sevillano–, si bien el Club Kayak-Polo «no tiene título de ocupación alguno». «A pesar de ello se le han ofrecido alternativas durante un año, como el Centro de Remo y Piragüismo, pero no ha aceptado negociar con nosotros», añadió después. Pasando después a la crítica, la edil indicó que el Club Kayak-Polo «no ha solicitado subvenciones para escuelas de iniciación deportiva, ni para actividades en el río, ni tiene licencia federativa, ni hay constancia de que acuda a competiciones de deporte base», por lo que remachó en que «aún así se le han ofrecido alternativas y seguimos dispuestos a ello, pero siempre se ha negado a negociar, tenemos muchos correos con sus negativas a hacerlo».  

  • 1