El Ayuntamiento de Écija invierte más de medio millón en prevenir las inundaciones

A pesar de ello, el equipo de Gobierno afirma que si caen 30 litros por metro cuadrado en una hora se producirán inundaciones, «pero eso son males mayores imposibles de prevenir»

el 19 oct 2014 / 12:00 h.

Aqua Campiña llevó a cabo la revisión de la estación de bombeo del río Genil. / Foto: M. R. Aqua Campiña llevó a cabo la revisión de la estación de bombeo del río Genil. / Foto: M. R. Con la revisión de la estación de bombeo del río Genil da por concluido el Ayuntamiento de Écija la revisión de los sistemas de prevención contra inundaciones, que ha llevado a cabo en previsión de las lluvias otoñales y en colaboración con la empresa Aqua Campiña, responsable del abastecimiento de agua y de la gestión del alcantarillado de la ciudad. El último paso ha sido mostrar a vecinos de Puerta Osuna –la primera zona que se inunda por las crecidas del arroyo Argamasilla– el funcionamiento de las bombas de la estación de bombeo, de la que se encarga Aqua Campiña. El concejal de Medio Ambiente del Consistorio ecijano, Carlos Onetti (PP), afirma que las labores de prevención que corresponden al Ayuntamiento están completadas, «a expensas del informe que indique que todo funciona correctamente». «Hemos llevado a cabo tareas de limpieza en la entrada del arroyo Argamasilla, la compuerta sube y baja perfectamente, se ha limpiado el colector y hemos dejado limpio todo el arroyo», enfatiza el concejal popular, «y Aqua Campiña ha limpiado el alcantarillado». «Se ha hecho por el Ayuntamiento una inversión de más de 500.000 euros», calcula Onetti, «y lo único que nos falta es instar a la Junta a la finalización del desvío del Argamasilla, que es lo único que nos puede causar una inundación importante». También, aunque se ha ensanchado el cauce del rio Genil, «nos falta que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir alargue el muro en –la pedanía de– Isla del Vicario para que esa zona quede cubierta».Onetti matiza que esas tareas de prevención no evitan inundaciones en caso de una gran avenida de agua. «Hemos estado semana a semana viendo lo que se está haciendo en labores de prevención, pero ello no quita que si viene una gran cantidad de agua, como treinta litros por metro cuadrado en una hora, a lo mejor debido a las hojas caídas se taparían las alcantarillas más bajas y provocarían inundaciones, pero esos son males mayores que son imposibles de prevenir», asegura Onetti. El concejal de Medio Ambiente recuerda que, en marzo de 2013, tuvieron lugar las últimas inundaciones graves por la crecida del arroyo Argamasilla –en diciembre se produjeron inundaciones leves– en la que se vieron afectadas 20.000 personas y unos 3.000 inmuebles, según el cálculo municipal, y en la que tuvieron que intervenir, incluso, efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) dado que el delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Francisco Javier Fernández, junto con el alcalde ecijano, Ricardo Gil-Toresano, declararon el nivel dos de emergencia. Y es que, en aquella ocasión, el agua se extendió mucho más allá de Puerta Osuna y Arroyo, llegando a afectar a calles como Padilla, Cava o John Lennon. Unos daños que llegaron a costar un millón y medio de euros como consecuencia de las dos riadas sufridas en apenas 72 horas hace tan solo un año. Por eso, «lo más importante es la seguridad de los vecinos», subraya Onetti, «y si viene agua hemos puesto los medios para prevenir». La estación de bombeo junto al río Genil funciona cuando este baja con un nivel muy alto y no permite desaguar al arroyo Argamasilla, penetrando en él. «Entonces se cierran unas compuertas para evitar que entre agua en el arroyo y el agua del arroyo se pasa a unas cántaras y entran las bombas a funcionar y elevan ese mismo agua que viene del arroyo para que penetre en el rio por gravedad», explica Julio Pérez Hatero, técnico de la empresa Aqua Campiña. Esta estación de bombeo también tiene un mantenimiento anual y pasa revisiones periódicas.

  • 1