domingo, 09 diciembre 2018
22:46
, última actualización
Local

El Ayuntamiento defiende la zona azul de la Buhaira, con 500 firmas en su contra

Vecinos de la zona han trasladado a los socialistas las firmas recogidas. También hay 1.000 trabajadores afectados por la recién implantada zona azul.

el 22 jun 2014 / 23:59 h.

TAGS:

zona-azulEl grupo municipal socialista de Sevilla, que reclamará en el próximo Pleno la paralización de la ampliación de la zona azul «hasta que haya consenso y acuerdo en las zonas afectadas», instó ayer al Ayuntamiento hispalense, a «dar respuesta y a atender a las demandas» de vecinos, trabajadores y comerciantes de la avenida de la Buhaira, Jiménez Aranda, Fuenteovejuna y La Florida, que han recogido ya más de 500 firmas en contra de la implantación de las más de 800 plazas de zona azul asignadas al área de Luis Montoto. Sin embargo, el Ayuntamiento (PP) insistió ayer en que esta zona azul «ha sido consensuada con los vecinos y comerciantes de la zona».

Por su parte, el concejal socialista Juan Carlos Cabrera se ha reunido ya con vecinos «contrarios» a la implantación de los estacionamientos regulados en superficie y con casi 1.000 trabajadores afectados, según informó ayer el Partido Socialista.

Vecinos de La Buhaira han trasladado al concejal las más de 500 firmas recogidas entre vecinos, comerciantes y trabajadores de la zona, que ya han sido registradas en el Ayuntamiento. Asimismo, la sección sindical de UGT en Telefónica, con centros de trabajo en Luis Montoto, Jiménez Aranda y La Florida han comunicado al PSOE «su preocupación y su malestar» por «la falta de respuesta por parte de la Delegación de Movilidad que aún no ha dado contestación a una petición de reunión registrada hace varias semanas».

«La zona azul debe aplicarse con consenso, transparencia y participación. Y este proceso no se ha llevado a cabo de esta forma», aseguró Cabrera, quien ha reclamado este pasado fin de semana «la paralización, una revisión de todos los trámites realizados hasta el momento y, sobre todo, un plan de movilidad que justifique cada una de las áreas en las que se pretenda implantar la zona azul”.

Además, el portavoz socialista pedirá próximamente en el Pleno que se modifique la referida ordenanza fiscal para que los comerciantes, trabajadores y estudiantes de la universidad puedan acceder a abonos como ocurre con los residentes en otras zonas de la ciudad. Esta petición fue ya registrada como enmienda a las ordenanzas fiscales en diciembre de 2013, pero «fue rechazada por el gobierno de Zoido», concluyó. 

La concejal delegada del Distrito Nervión de Sevilla, Pía Halcón, aseguró ayer que la implantación de la zona azul en el entorno de Luis Montoto y la avenida de la Buhaira está «consensuada» con vecinos y comerciantes, «como demuestra el hecho de que se ha reducido mucho la propuesta que dejó el anterior gobierno local socialista, que pretendía crear casi 1.200 plazas en esta zona», recordó mediante un comunicado.

De esta forma respondió Halcón a las declaraciones del concejal socialista Juan Carlos Cabrera, quien reclamaba al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que «rectifique», tras más de 500 firmas recogidas en el entorno de la Buhaira y Luis Montoto en contra de la zona azul, así como indicaba que pedirá en Pleno la paralización «hasta que haya consenso y acuerdo en las zonas afectadas».

La edil ha precisado que se encontraron con una propuesta «sin consensuar», como punto de partida, «cercana a las 1.200 plazas», y «tras un proceso abierto de diálogo con vecinos y comerciantes se ha reducido en un 30 por ciento», apuntó la concejal popular.

«Lo hemos hablado con la Asociación de Comerciantes de Luis Montoto, que llevan mucho tiempo reclamando la zona azul, y con la Asociación de Vecinos Lope de Vega, entre otros sectores afectados», explicó la delegada del distrito, quien aseguró que «muy pronto se verán los beneficios, la zona azul facilitará la rotación de aparcamientos y ayudará en la lucha contra los gorrillas», expuso refiriéndose a sus consecuencias positivas. Por tanto, Halcón insistió en que «es indudable que la nueva zona azul es fruto del diálogo y no una imposición, como sí lo fue la propuesta que tenían preparada PSOE e IU, para la que nos consta que no habían hablado con nadie».

  • 1