sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Local

El Ayuntamiento zanja que no puede rebajar el sueldo a los empleados de sus empresas según el decreto

el 10 jun 2010 / 13:15 h.

TAGS:

La Secretaría General y la Intervención del Ayuntamiento de  Sevilla han resuelto que el real decreto Ley promulgado por el  Gobierno para reducir el déficit de las administraciones públicas,  medida que en el ámbito del Consistorio hispalense implica una rebaja  salarial de entre el 0,06 y el 10,55 por ciento para 5.459  funcionarios o miembros del personal laboral, no puede ser aplicado  en las plantillas de las empresas municipales.

La concejal de Hacienda y portavoz del Gobierno municipal de PSOE  e IU-CA, Nieves Hernández, informó hoy en rueda de prensa de que,  finalmente, las altas instancias del Ayuntamiento han resuelto la  "imposibilidad legal" de aplicar los preceptos y estipulaciones de  este real decreto Ley a las plantillas de Transportes Urbanos de  Sevilla (Tussam), Limpieza Pública y Protección Ambiental (Lipasam),  la Empresa Metropolitana de Aguas de Sevilla (Emasesa) y la Empresa  Municipal de la Vivienda (Emvisesa).

Como se recordará, después de orquestar rebajas salariales para  5.459 funcionarios o miembros del personal laboral merced al  mencionado real decreto Ley, el Ayuntamiento había consultado a sus  "altos funcionarios" la posibilidad de aplicar estos recortes a las  plantillas de las empresas municipales. De otro lado, pero en la  misma línea, el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), ha dado  instrucciones para que el acuerdo unánime de la Federación Española  de Municipios y Provincias (FEMP) en cuanto al recorte salarial de  los cargos públicos y personal no sujeto a convenios de las  administraciones locales sea aplicado en la Agrupación de Interés  Económico (AIE), que aglutina a las empresas municipales del  Consistorio hispalense.

Nieves Hernández, no obstante, anunció que el Gobierno municipal  ha dado directrices a las cúpulas de las mencionadas empresas  públicas, al objeto de que, en función de sus circunstancias,  pergeñen o negocien con los líderes de sus plantillas medidas de  "austeridad" al objeto de que el "esfuerzo" de contención del gasto  "sea compartido" por todo el sector público. En ese sentido, insistió  en que se ha reclamado de las empresas municipales una "importante  reducción de gastos", incluso "en la misma proporción" del recorte  aplicado en el ámbito del Ayuntamiento, sus funcionarios y  trabajadores.

  • 1