El bar con la mejor tapa es de Utrera

Besana tapas ha sido reconocido como el cuarto mejor bar de tapas de España y el mejor establecimiento de la provincia

el 14 oct 2014 / 14:00 h.

Los responsables de Besana Tapas, Curro Noriega y Mario Ríos. Los responsables de Besana Tapas, Curro Noriega y Mario Ríos. Uno de los hermosos rincones que Utrera regala a sus vecinos y visitantes es el Niño Perdido. Este pasaje, enmarcado en la antigua judería de la ciudad, ofrece además una propuesta gastronómica única, que le ha valido para ser considerado el mejor bar de la provincia de Sevilla y el cuarto mejor bar de tapas de todo el país. Al mando de los fogones se encuentran Curro Noriega y Mario Ríos quienes, junto a Javier Vázquez, decidieron hace cuatro años y medio poner en marcha un proyecto que llegaba bajo el nombre Besana Tapas. Nacía «como una necesidad, como un capricho personal», reconoce Curro. Los dos cocineros se dedican a la docencia en Lebrija y Aracena, respectivamente, donde imparten clases en un grado medio de Formación Profesional sobre cocina. En sus sesiones como profesores se dedican a mostrar las bases de trabajo a sus alumnos pero, para poder desarrollar sus creaciones, decidieron poner en marcha este establecimiento. Utrera es la ciudad natal de Curro y de Javier, mientras que Mario es natural de Ronda. En la localidad utrerana se sienten «identificados, a gusto», y aquí vienen ofreciendo un producto que les ha llevado a alzarse con algunos de los reconocimientos más importantes que existen en el mundo de la gastronomía. Si hay algo sobre lo que inciden es en señalar su defensa a ultranza de la tapa. Reconocen que un comentario habitual sobre Besana Tapas se refiere a que hacen algo distinto a lo que existe en el entorno, «pero nosotros cocinamos con cebolla, ajo, aceite de oliva,… como lo hacen el resto». Ellos se sienten uno más del entorno, pero es cierto que hay un aspecto que los diferencia de los platos que se pueden encontrar en otros bares, y que quizás tenga que ver con el estudio y los conocimientos de ambos profesionales, con complicarse algo más la vida cuando se ponen frente a un producto, y con un mayor desarrollo de la materia prima. Pero, si existe algo que tienen claro, es su apuesta por elementos autóctonos: «Hemos trabajado con productos de caza, con anís La flor de Utrera, con aceituna gordal,… Aprovechamos todos los recursos que ofrece esta tierra, para dar a conocer a este pueblo y sus buenos productos». En torno a las próximas fiestas navideñas este proyecto cumplirá sus primeros cinco años de vida. Hace casi un lustro «muy poca gente creía que esto iba a cuajar, pero la aceptación ha sido muy buena y estamos muy contentos. Vienen numerosas personas de Utrera, pero también acuden clientes llegados desde muchos lugares distintos». En todo este tiempo, han pasado por los paladares de los comensales más de 500 tapas diferentes, y parece que la creatividad no tiene límites. Cinco cartas distintas a lo largo del año –una por estación y otra dedicada a los días de Cuaresma– permiten ofrecer una gran variedad de propuestas a quienes acuden a este rinconcito de Utrera. Como explica Noriega, basan esa división en «la estacionalidad, porque es el momento en que la materia prima tiene su mejor calidad y, al mismo tiempo, es más económico». Cuando se le pregunta por el precio y acerca de que pueda ser algo más alto que en otros establecimientos, este utrerano recuerda que «empezamos siendo los caros y los raros. Pero la gente se está dando cuenta de que quizás lo caro no sea que cueste tres euros una tapa de cochinito que no encuentras en ningún sitio, mientras que a lo mejor sí lo es que una tapa de ensaladilla tenga ese precio». Además añade: «Aquí por siete euros te puedes tomar dos tapas y una cerveza, por lo que habría que tener en cuenta la relación calidad-precio». Darle un giro al producto, cambiar el formato y, sobre todo, divertirse en la cocina. Es lo que intentan hacer los responsables de este proyecto gastronómico que ha recibido numerosos galardones en muy poco tiempo. Al principio fueron nominados como restaurante revelación a nivel nacional, tras lo que llegaría su nombramiento como el cuarto mejor bar de tapas de España, el mejor bar de Sevilla y su provincia, inclusiones en importantes guías o la presencia en congresos gastronómicos. Con este currículum, Besana Tapas recuerda cada día que, en un hermoso enclave de la ciudad de Utrera, existe un rincón en el que se come muy bien.

  • 1