sábado, 20 abril 2019
17:14
, última actualización
Deportes

El Betis B gana al Poli Ejido y sella su permanencia virtual

El Betis B logró un trascendental triunfo en la Ciudad Deportiva ante el Poli Ejido, uno de los más firmes aspirantes al play-off (2-0). Los goles de Cañas y Eloy acercan la permanencia. 

el 04 abr 2010 / 20:20 h.

El ejidense Gaitán presiona al bético Israel.

El Betis B que dirige Oli vulgariza a los aspirantes al play-off. Irradia un caudal de energía que anula al rival y origina que fluyan sus virtudes con suma naturalidad.

Ante el Poli Ejido de Óscar Cano, con un plus de veteranía en sus filas, firmó un encuentro sobresaliente en el plano táctico y logró su único objetivo: sellar la salvación de forma virtual.

El descenso directo, delimitado por el Moratalla, se ha tasado en 36 puntos, 7 menos de los que engrosan el casillero del filial -43-.

De inicio, el preparador del once heliopolitano repitió el esquema que domesticó al líder, el Melilla. Con un 4-5-1, Oli concedió un papel relevante a Cañas, Beñat y el argentino Damián, quienes integraron un trivote expeditivo y elegante en idénticas proporciones.

Ezequiel conectó un latigazo que castigó a Valle, firme, cuando el conjunto visitante aún no había medido la intensidad del seísmo. En las filas visitantes, Óscar Cano optó por un falso 4-4-1-1 con el fin de generar espacios entre los centrales y los mediocentros locales.

Pura teoría. Álex Ortiz y Miki Roqué, soberbios en las acciones aéreas, neutralizaron con firmeza cualquier señal de rebelión azulina. Después de que se cumpliera el ecuador del primer acto, Ezequiel, más apagado que en la última cita en Los Bermejales, dibujó un servicio milimétrico al hueco.

Cañas, en una galopada por la autopista ejidense, picó el esférico a Valle. 1-0 y reivindicación con un gesto simbólico. Replicó Nakor con un tímido lanzamiento que el espigado Razak escupió sobre la línea de cal.

En el segundo período, la lesión de Ezequiel generó que Oli buscara alternativas. Rubén Cruz asumió el testigo. El filial no notó la mutación y desplegó un fútbol eléctrico en banda. Manu Gavilán no supo definir ante Valle en una contra de manual del cuadro heliopolitano y, acto seguido, Katxorro trató de inquietar a Razak.

Con el Poli intubado, Toni no materializó una pena máxima que propició la expulsión de Arbilla. En superioridad numérica, el B sentenció tras un regalo de Luciano. Otro paso más.

Ficha técnica: 

Goles: 1-0, m. 26: Cañas. 2-0, m. 83: Eloy.

Betis B: Razak; Isidoro, Miki Roqué (Calahorro, m. 88), Álex Ortiz, Toni; Ezequiel (Rubén Cruz, m. 49), Cañas, Beñat, Damián, Israel; y Manu Gavilán (Eloy, m. 74).

Poli Ejido: David Valle; Gaitán, Luciano, Arbilla, Roberto; Antoñito (Galindo, m. 72), Castells, Pichardo, Juanma (Juncal, m. 45); Katxorro y Nakor (Raúl, m. 65).

Árbitro: Iglesias Villanueva, de Galicia. Expulsó al visitante Arbilla (m. 77). Amarilla a los locales Isidoro, Miki Roqué, Toni y Damián; y a los visitantes Gaitán, Roberto, Pichardo y Katxorro.

Escenario: 500 espectadores en la Ciudad Deportiva Manuel Ruiz de Lopera. Asistió al encuentro el ex entrenador del Real Betis y actual director deportivo del Gimnástic, Josep María Nogués. Presencia de aficionados ejidenses en las gradas.

  • 1