jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Deportes

El Betis busca en Ponferrada y ante el colista la estabilidad

El Real Betis se mide en El Toralín a la Ponferradina, colista. Emana será titular y Rubén figurará en el banquillo. Isidoro, duda. El ascenso, a 4 puntos tras el triunfo del Rayo.  

el 02 mar 2011 / 21:02 h.

Emana y Rubén Castro, antes de viajar a Ponferrada.

En pleno proceso de curación, el Real Betis, deprimido durante un mes para enterrar en el olvido, se medirá en el coqueto recinto de El Toralín a la Ponferradina, colista de una categoría, la Segunda División, en la que está acusando en exceso la carestía de un goleador.  

El plantel de Pepe Mel, con la moral intacta tras el 2-0 ante el Albacete, necesita alzar la victoria para continuar vigilando a un palmo, un solo palmo, a un Rayo que se reconcilió con el triunfo tras doblegar ayer al Alcorcón. El técnico heliopolitano se desplazó con 20 expedicionarios y una duda en su mente: conceder o no descanso a Rubén Castro.

El Albacete de David Vidal fue la víctima perfecta para resucitar el pasado domingo en el Villamarín. Hoy, a 756 kilómetros de distancia, el rival propicio es el colista y máximo candidato al descenso, la Ponferradina de Claudio Barragán... y el malabo Nsaliwa, fichaje frustrado en la era de Luis Oliver.

El africano será suplente de un plantel en el que su principal referente es el '9' Gaizka Saizar, autor de 5 dianas en Liga. El ex del Granada 74, ya de 30 años, es el eje en el que se base el peligro de un bloque que en su feudo sólo ha sumado 12 puntos de 36 posibles.

Mel ha ensayado variantes suficientes para diseñar dos dibujos similares. Sin embargo, y pese a la duda de Isidoro, que hoy se someterá a una última prueba en el hotel de concentración, el madrileño dispondrá un 4-4-1-1. El ex del Rayo, que medita seriamente conceder descanso a Rubén Castro, alineará a Casto en la meta.

El carril defensivo diestro será, en caso de autorización médica, para Isidoro, mientras que Roversio y Dorado ejercerán en la zaga. Nacho será el lateral zurdo. Si el propio Isidoro es descartado, la responsabilidad en el flanco será para Roversio y en el centro para Belenguer.

En la medular apenas hay dudas. Beñat, ya con el '10', será titular junto a Iriney, mientras que los costados serán para Ezequiel y Salva Sevilla. Y en ataque, el dúo formado por Emana y Jorge Molina será el encargado de derribar la tupida retaguardia berciana.

La incorporación de Rubén Castro al once, un extremo poco probable, originaría una reestructuración general. Pepe Mel optaría por un 4-3-1-2, con Iriney, Beñat y Salva Sevilla en la medular y Emana en la mediapunta.

El cuadro verdiblanco viajó a Ponferrada con cinco bajas en la expedición, compuesta por 20 integrantes -hoy habrá dos descartes-. Miki Roqué, Momo, Miguel Lopes, Fernando Vega y Odonkor, ya de larga duración, no visitarán un estadio en el que no pierde nadie desde el 13 de noviembre.

El último rival que claudicó en el recinto blanquiazul fue, casualmente, el Albacete (3-2). Desde entonces, el balance es de tres empates y tres derrotas. La Ponfe afronta el encuentro plagada de bajas y con numerosas incógnitas en el posible once.

Barragán ha diseñado para hoy una última sesión de entrenamiento, en la que resolverá la duda de Alcaide, indiscutible en el centro de la zaga. Son bajas confirmadas el ex del Sevilla Redondo, Iván Pérez, Yuri, Francis y David Malo.

Ambiente en El Toralín

Pese a que el choque se celebra en día laborable y los precios no son precisamente populares -tarifas que oscilan entre los 25 y los 40 euros-, El Toralín registrará un ambiente formidable.

La Ponfe ha reclutado a 6.500 socios y el ajetreo durante el día de ayer en las taquillas era incesante. Así, las previsiones más optimistas de la entidad berciana apuntan a una asistencia cercana a los 8.000 aficionados.

Es una final, y con mayúsculas, para ambos. A los castellanos les urge reducir distancias con la salvación -a 8 puntos- y a los heliopolitanos para que el Rayo sienta el incómodo aliento de uno de los máximos aspirantes al ascenso en el cogote. El cuadro de Vallecas cumplió ayer sin alardes ante el Alcorcón, aunque ya se ha desencadenado la guerra entre partidarios y detractores de Teresa Rivero. Que el Betis siga aislado. 

  • 1