lunes, 17 diciembre 2018
16:48
, última actualización
Deportes

El Betis derrumba las barreras arquitectónicas

El club invita al encuentro ante la Real Sociedad a un aficionado discapacitado de la Balona que no pudo acceder a la zona de Preferencia en el duelo ante el filial.

el 23 nov 2011 / 21:26 h.

En pleno siglo XXI, el Benito Villamarín no es un espacio libre de barreras arquitectónicas. Las dependencias de la zona de Preferencia, herencia de épocas anteriores, son un caladero vetado para las personas con discapacidad física. El pasado domingo, día de elecciones, el Betis B recibía en el coliseo de La Palmera a la Balompédica Linense. Unos 1.200 aficionados albinegros acudieron a Heliópolis para vibrar en primera persona con las auténticas revelaciones del grupo, el filial y la añeja Balona. 

Los hinchas campogibraltareños fueron ubicados en la zona de Preferencia, excepto dos, Enrique Villalta, discapacitado físico, y su primo, Antonio García. El servicio de protocolo de la entidad del Villamarín esgrimió que, ante la ausencia de rampas en Preferencia, ambos debían ocupar un asiento en Gol Sur. El problema, según relató ayer García a este periódico, radicó en que "no había ni servicios ni bares abiertos en la zona". "No pudimos ir al cuarto de baño ni comprar una botella de agua", lamentó. Nada más llegar a La Línea, García redactó una carta en la que denunciaba su experiencia al Real Betis.

Para su sorpresa, y en tiempo récord, el jefe de instalaciones del club verdiblanco, Javier Montérdez, se disculpaba vía mail del incidente y les trasladaba la invitación del consejo a asistir al duelo del próximo domingo ante la Real Sociedad. "Sentimos que nuestras instalaciones, en el siglo en el que estamos, no estén adecuadas a las circunstancias, pero estamos trabajando para adaptarlas lo antes posible al plan de movilidad", rezaba la nota emitida por el club.

Antonio García y Enrique Villalta, socios de la Balona desde su adolescencia, han confirmado su asistencia. "No es para menos, el Betis ha demostrado que es un club elegante y señor", se felicitaba ayer García. "Ni me esperaba una respuesta tan rápida ni un detalle como el que han tenido con nosotros", subraya. "Madrugaremos e iremos al partido", aventura. Antes del encuentro recorrerán por carretera los 194 kilómetros que distan entre Sevilla y La Línea. "No somos béticos, pero a partir de ahora le vamos a tener un cariño especial", dice. "Ojalá que ganemos y que los servicios estén abiertos", bromea entre carcajadas.

Reproducción íntegra de la carta de disculpa enviada por el Betis

Estimados Antonio y Enrique,

Desde el Real Betis Balompié les rogamos que acepten nuestras disculpas de tan desafortunado incidente. Aprovechamos para invitarles al encuentro que se disputará en nuestro estadio el próximo domingo 27 a las 12:00 de la mañana contra la Real Sociedad.

Sentimos que nuestras instalaciones, en el siglo en el que estamos, no estén adecuadas a están circunstancias, pero estamos trabajando para que se adecuen lo antes posible al "plan de movilidad".

De nuevo pedimos disculpas por la mala atención recibida a su persona y la de su primo rogando las acepten. Deseamos que no nos priven de su presencia en apoyo de nuestro, su equipo, y así poder mejorar para que vosotros los aficionados y abonados se encuentren realmente como en su casa.

Para lo que necesiten no duden en ponerse en contacto.

Sin más, un cordial saludo.

Javier Montérdez

Jefe de Instalaciones.

  • 1