miércoles, 14 noviembre 2018
23:39
, última actualización
Deportes

El Betis está a punto de volver a la junta directiva de la Federación Española

Los contactos con el presidente Villar con motivo del España-China facilitarán el retorno del club verdiblanco a la esfera de poder del fútbol español.

el 22 jun 2012 / 19:14 h.

El Betis está a punto de acabar con una de las herencias más dañinas de la época en que Heliópolis era un dominio particular de Manuel Ruiz de Lopera: su falta total de peso en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Desde hace medio año no hay ningún representante en su junta directiva, pero el que asistía antes a las asambleas tampoco tenía demasiada legitimidad, ya que se trataba del expresidente Pepe León, que permaneció en el cargo a pesar de que no tenía vinculación alguna con el club. En las últimas semanas, los nuevos dirigentes del Betis han ido limando tensiones con la Federación, sobre todo con motivo del España-China disputado el 2 de junio en La Cartuja. Hubo diálogo directo con el presidente de la RFEF, Ángel María Villar, y el máximo mandatario se mostró muy receptivo a la posibilidad de que el Betis reingrese en la junta directiva a través de su presidente, Miguel Guillén.

El retorno del club de Heliópolis a la Federación tiene una trascendencia evidente. Para empezar, no es normal que una de las entidades más importantes del fútbol español no esté representada en un órgano donde sí figuran todos los clubes de Primera y Segunda. La junta directiva es el tercer órgano de gobierno de la FEF, por debajo de la asamblea y la comisión delegada. Y no hay que olvidar que las designaciones de los árbitros corresponden al Comité Técnico, también dependiente de la Federación. En estos últimos años, cada vez que había una actuación perjudicial contra el Betis en algún partido, se atribuía a lo poco que pinta el club en Madrid.

Todos estos déficits se arreglarán en parte cuando Guillén se convierta en vocal. Porque uno de los puntos que dejó claro Villar durante esos contactos a principios de mes fue que, de acceder alguien, debe ser el presidente. En el Betis se habían barajado otras opciones, como José Antonio Bosch o Rafael Gordillo, pero el líder de la RFEF lo tiene claro: el presidente o nadie. Además, el sistema de elección de cualquier miembro es simple: lo designa directamente el presidente Villar.

En principio, la entrada de Guillén en la junta directiva de la RFEF puede producirse antes incluso de que empiece la próxima temporada, quizá en la asamblea general en que se decidirá el calendario de la Liga 2012-13. Se acabará así el vacío existente desde principios de año, cuando León dejó la Federación. Y también se terminarán las tensiones que predominaron en las relaciones entre el Betis y la RFEF durante la era Manuel Ruiz de Lopera.

  • 1