viernes, 16 noviembre 2018
20:03
, última actualización
Deportes

El Betis, otra vez cuesta abajo y sin frenos

Pierde ante un rival directo (1-0) sin generar una sola ocasión de gol y dando una pobrísima imagen.

el 04 feb 2012 / 19:17 h.

-->-->-->

El Betis perpetró ante el Mallorca, quizás, el peor partido de la temporada, sin rematar una sola vez con peligro entre los tres palos de la meta rival y ofreciendo preocupantes síntomas de impotencia, pues en ningún momento dio la sensación de ser capaz de darle la vuelta al solitario gol anotado por Chori Castro a los 23 minutos, con un libre directo forzado por Mario que se coló por el palo que debía defender Casto, cuya continuidad en la portería volverá a ser cuestionada, con razón, durante la semana, ya que ante el Granada también falló de forma clara en la jugada del 0-2 y ya empiezan a pesar más sus errores que su aciertos.

Pepe Mel no había quedado nada contento por la escasa intensidad mostrada en el juego en el anterior partido ante el Granada e introdujo nada menos que cinco cambios en la formación inicial que saltó al Iberostar Estadio, que finalmente presentó un aceptable aspecto, con rayas rojas, eso sí, después de que durante toda la mañana un buen número de operarios se afanara en quitar la nieve del césped, pues la isla sufrió ayer la mayor nevada que se recuerda en más de cincuenta años y amaneció blanca por completo.

El Betis, por tanto, saltó con un novedoso once en el que Chica, Paulao, Alex Martínez, Cañas y Pozuelo ocupaban las plazas que en el partido anterior habían sido de Isidoro, Dorado, Nacho, Beñat y Salva Sevilla, que pagaban los platos rotos por la pésima primera parte ante el Granada. Mel plantó a su equipo en base a un 4-2-3-1, con Paulao de central diestro –pronto mostró su poderío por alto– y Juanma (derecha) y Rubén (izquierda) escorados a las bandas, para que Pozuelo jugara a la espalda de Santa Cruz.

Caparrós, por su parte, planteaba un sistema similar, pero cargando el juego por la banda derecha y buscando las espaldas de Alex Martínez, al que Pereira dio muchos quebraderos de cabeza por la escasa ayuda que recibía de Cañas, Rubén Castro y el mismo Mario.

A los 4 minutos, un centro desde la derecha de Pereira lo remató Hemed desde cerca y no fue gol porque Casto logró salvar sobre la raya con la pierna y el brazo. Luego el propio Casto (12’) tuvo que enviar a córner una buena volea de Pereira, y es que el guardamete estaba siendo el mejor de su equipo pese a que cantó en una indecisa salida ante Víctor Casadejús (16’), pues el Mallorca era dueño y señor del partido y los verdiblancos, sin el faro de Beñat, eran incapaces de dar dos pases seguidos.

Luego llegó la falta –y la primera tarjeta– de Mario sobre Hemed (23’), el lanzamiento ajustado del Chori Castro, la mala colocación de Casto –que debía cubrir mejor su palo– y el 1-0 que ya iba a ser una montaña insalvable para los verdiblancos, espesos y haciendo arriba menos daño que el pescado en blanco.

Repliegue masivo. Caparrós ordenó un repliegue masivo a su gente tras el 1-0 y empezó a poblar de minas los caminos hacia Calatayud. El Betis se fue al descanso con el 61% de posesión, pero sin haber pisado el área adversaria una sola vez con cierto peligro, así que Mel tenía que buscar soluciones en el descanso para tratar de revertir la situación.

Entró primero Jefferson Montero por Chica, pasando Juanma al lateral y cambiando Rubén de la banda izquierda a la derecha. Pero no hubo manera. El Mallorca se había pertrechado bien atrás, sus jugadores conocen el oficio y a base de faltas y todo tipo de artimañas ‘made in Caparrós’ lograron que el crono fuera pasando y los béticos fueran incapaces de saber si de portero estaba el sancionado Aouate o guardaba los palos Calatayud.

Con la entrada de Beñat mejoró algo la cosa, pero muy poco, y con la expulsión de Mario –la tercera ya, debería hacérselo mirar– se acabaron las opciones bética de arañar al menos un punto. Al final, nada de nada. El Betis sólo ha sumado un punto de doce y las sensaciones que viene dando últimamente son de las peores. Cuesta abajo y sin freno, otra vez.


1 - Mallorca: Calatayud; Cendrós (Nunes, min. 68), Chico, Ramis, Cáceres; Pereira, Martí, Pina (Joao Víctor, min. 84), Castro; Víctor y Hemed (Ogunjimi, min. 62)

0 - Betis: Casto Espinosa; Chica (Jefferson Montero, min. 46), Paulao, Mario, Martínez; Pozuelo (Salva, min. 78), Iriney (Beñat, min. 52) Cañas, Alex Martínez; Rubén Castro y Roque Santa Cruz.

Gol: 1-0, min. 23: "Chori" Castro de falta directa, por el palo del portero.

Árbitro: Velasco Carballo (comité madrileño). Expulsó al visitante Mario (min. 75) y los mallorquinistas Ramis (min. 85) y Víctor Casadesús (min. 91), los tres por doble amonestación. Enseñó tarjetas amarillas a Rubén Castro, Ramis, Martí y Cáceres.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima segunda jornada disputado en el Iberostar Estadio ante unos 8.000 espectadores, de ellos unos 150 seguidores del Betis, y bajo un frío intenso. Empleados del club trabajaron todo el día para retirar la nieve acumulada sobre el césped, que presentó un buen estado. El colegiado ordenó pintar las rayas del campo de color rojo. Se guardó un minuto de silencio por la tragedia en el campo de fútbol de Port Said de Egipto, donde fallecieron 70 personas.

  • 1