jueves, 21 febrero 2019
08:53
, última actualización
Deportes

El Betis por fin depende de sí mismo para subir

La antepenúltima jornada dejó dos grandes noticias para el Betis: regresa a la zona de ascenso y depende de sí mismo para ascender a Primera.

el 06 jun 2010 / 19:23 h.

Pereira celebra el 2-0 del sábado con sus compañeros.
-->--> -->

La antepenúltima jornada de la temporada en Segunda División ya es historia y deja dos grandes noticias para el Betis. Una es que regresa a la zona de ascenso cuando sólo quedan dos jornadas para el final del campeonato. La otra, en consecuencia, es que depende de sí mismo para alcanzar la meta que no hace ni un mes parecía "casi una quimera", en palabras del propio Víctor Fernández. La racha de cuatro victorias consecutivas a partir del empate contra el Murcia ha dado un giro radical a la situación del conjunto verdiblanco, que de estar en coma ha pasado a colocarse en primera fila de la pelea por el ascenso. Haría bien en darle las gracias al Real Unión, que fue capaz de ganar al Levante (2-1), porque esa victoria ya permitía a Víctor y los suyos depender sólo de lo que hagan ellos mismos antes de que se jugase el Cartagena-Hérculse. Y también a ellos puede dar las gracias, ex aequo, porque su empate en el Cartagonova (0-0) hace que el Betis sea tercero.

Las combinaciones a partir de este momento son múltiples, pero hay una cuenta muy sencilla, que no fácil: si el Betis gana sus dos partidos, subirá a Primera. Es lógico, ya que es tercero y tiene dos puntos de ventaja sobre Hércules y Cartagena, que evidentemente no podrían alcanzarlo si el Betis hace pleno. Es más: como el Cartagena-Hércules concluyó con empate, el Betis incluso podría asegurar su ascenso el próximo fin de semana. Para eso debe ganar en Salamanca y esperar que ni Cartagena ni Hércules venzan, el primero en Huelva y el segundo en casa con el Rayo. El Levante, si se impone al ya descendido Castellón, también firmaría el ascenso con esa combinación y su visita al Betis en la jornada final se convertiría en una fiesta para ambos.

Los resultados de la antepenúltima jornada, en todo caso, hacen que el equipo verdiblanco pueda llegar a la última en condiciones de pelear el ascenso incluso si empata o pierde en Salamanca, aunque en ese caso lo normal es que ya no dependa de sí mismo. Un tropiezo, además, alimentaría las opciones de que haya empates múltiples, y ya se sabe que el Betis no sale bien parado en casi ninguno. Sobre todo si interviene el Hércules, que sigue siendo el principal enemigo del Betis... y el Levante. Un ejemplo: si el Hércules tropieza con el Rayo y Betis y Levante ganan, a ambos les vale un empate en su confrontación final para subir (al Levante le serviría hasta perder, porque ya estaría ascendido), al margen de lo que haga el Cartagena.

La igualdad llega a tal punto que el único equipo que no depende de sí mismo es el Cartagena. Los otros cuatro sí. La Real está a un punto del ascenso matemático y detrás de los donostiarras conviven tres conjuntos que suben sí o sí siempre que ganen sus dos partidos: en el caso del Levante y el Betis está claro porque para eso están ya entre los tres primeros, pero ojo, los dos no pueden lograr los seis puntos a la misma vez porque se enfrentan entre sí. De ahí que el Hércules también suba si gana sus dos encuentros, porque o supera al Levante o supera al Betis.

La derrota del Levante tiene otro efecto beneficioso para el Betis. El Real Unión tendría un pie y medio en Segunda B si no hubiera ganado ayer a la escuadra granota. Ahora está vivo, aunque en la zona de descenso, y en la última jornada recibe al Hércules. No es lo mismo para los alicantinos visitar a un conjunto ya bajado que a uno que necesita los puntos para salvarse.

En el cuádruple empate Hércules, Levante, Betis y Cartagena subirían los dos primeros, aunque el Betis le gane al Levante el último partido.

  • 1