lunes, 10 diciembre 2018
21:46
, última actualización
Deportes

El Betis vuelve a su sitio más habitual: fuera del ascenso directo

Lleva casi toda la temporada apartado de esos puestos. Ha estado entre los dos primeros sólo en tres de las 23 jornadas.

el 02 feb 2015 / 10:39 h.

Rubén Castro lamenta un fallo contra el Sabadell / Foto: Manuel Gómez Rubén Castro lamenta un fallo contra el Sabadell / Foto: Manuel Gómez Acabó la segunda jornada de la segunda vuelta, la vigésima tercera del campeonato, y los resultados dominicales confirmaron a medias los peores temores de los aficionados verdiblancos. Seguramente corroboraron lo que también veían venir los profesionales, dicho sea de paso. De los dos rivales directos del conjunto de Pepe Mel que jugaron ayer, uno ganó, el Girona (3-0 al Alcorcón), y otro tropezó, el Valladolid (0-0 en su campo ante el Lugo). El conjunto catalán comparte signo con el Sporting, que el sábado venció en El Toralín (0-2), así que ellos dos y el Betis aparecen ahora empatados con 44 puntos, tres menos que el líder, la UD Las Palmas (47). Lo malo es que de momento no se contabilizan los enfrentamientos particulares, sino el balance goleador general, y ahí sale perdiendo el Betis, que tiene el peor de los tres. Conclusión: el equipo heliopolitano baja a la cuarta plaza y por tanto vuelve a abandonar la zona de ascenso directo. Y a pesar de todo debe dar gracias al Valladolid, al que ese traspié en Zorrilla le cuesta salir de ese grupo y quedarse quinto, con 42 puntos. La exclusión del Betis de su gran objetivo, subir sin pasar por las eliminatorias, no es ninguna novedad. En lo que va de campaña, lo extraordinario es que el conjunto de La Palmera esté entre los dos primeros. Sólo ha ocurrido en tres de las 23 jornadas ya celebradas. Sí, tres. En concreto fue tras vencer al Numancia en la segunda (2-1), cuando se colocó líder; y en las dos anteriores al empate contra el Numancia: se situó segundo tras vencer al Sporting (1-2) y mantuvo el puesto tras imponerse al Sabadell (2-0). En las otras 20 jornadas, el Betis ha estado apartado de las dos posiciones en que tiene fijada la meta. Su peor coyuntura clasificatoria fue ir noveno, algo que le sucedió pronto, en la cuarta jornada, cuando cayó a esa plaza después de perder en casa con el Albacete (0-1), y se repitió en la novena, tras caer en el campo del Leganés (1-0). En ambas ocasiones tuvo el ascenso directo a cuatro puntos. El peor trance de todos, cuando más lejos estuvo del segundo clasificado, coincidió con el partido que precipitó el despido de Julio Velázquez, ante el Alavés en la 14ª jornada (1-2): en aquel momento, el Betis era sexto y tenía ocho puntos de desventaja respecto al Girona. Ahora ha bajado de la segunda plaza a la quinta, pero está empatado a puntos con el rival que establece la frontera del ascenso directo. Lo paradójico del asunto es que la escuadra de Mel da este paso atrás en la misma jornada en la que tenía la posibilidad de darlo hacia delante y convertirse en líder. En todo caso, no habría ocurrido ni siquiera en caso de victoria en Soria, ya que poco después jugó el primero, la UDLas Palmas, y se impuso al Mallorca (2-1). Gracias a un gol de penalti en el último minuto contra un adversario que acabó el choque con nueve hombres, por cierto. EL ÚLTIMO ASCENSO: 35 JORNADAS ENTRE LOS DOS PRIMEROS Y 29 COMO LÍDER La trayectoria del Betis en esta temporada 2014-15 no tiene punto de comparación con la del último ascenso. En aquella ocasión, el conjunto también dirigido por Pepe Mel casi no abandonó la zona de ascenso directo a lo largo y ancho de las 42 jornadas. Sólo en siete de ellas estuvo fuera, la mayoría en mitad de aquella espantosa racha de cinco derrotas consecutivas y otra más al principio, después de la 7ª jornada. Ahora bien, el conjunto verdiblanco no llegó a bajar de la tercera posición. Y además fue líder en 29 jornadas...

  • 1