lunes, 22 abril 2019
21:58
, última actualización
Deportes

El Cajasol se mide al Estudiantes en plena racha

El 24 de octubre de 2009 fue un día más en el transcurso de la Liga ACB, que celebró su cuarta jornada, pero fue un día trascendental para la historia reciente del Cajasol. 

el 06 feb 2010 / 22:13 h.

Ese día, a eso de las siete de la tarde, debió producirse alguna suerte de milagro, a alguien debió soltársele un cable y, de repente, el equipo de Joan Plaza, que habitaba en el sótano de la tabla y amenaza con prolongar su caída libre iniciada años atrás, resurgió para atropellar a su rival, Estudiantes, a partir de un segundo cuarto excepcional (15-28).

Andrés Miso (20 puntos) y Dusko Savanovic (18) se aliaron aquel partido para liderar a un equipo que por fin exhibía signos vitales y, lo más importante, actitudes de solidaridad colectiva.

Su víctima, el cuadro colegial, sumido en una profunda depresión igualmente en las últimas campañas, tardó un par de semanas más en resucitar, pero lo hizo. A partir de ahí, sevillanos y madrileños acumulan trayectorias casi gemelas en liga y ello les ha permitido abonarse a la Copa.

Ya tocaba que dos equipos de notable arraigo volvieran por donde solían para plantar cara a los potentados de la ACB.

Lo dicho: una vuelta entera después, el Cajasol está afianzado en la quinta plaza con 12 victorias y ocho consecutivas en San Pablo; y el Asefa Estudiantes marcha séptimo tras arañar diez en sus quince últimos encuentros.

La transformación de uno y otro equipo tienen argumentos diversos: en el caso de los hispalenses, sobre todo la defensa, esa que empezara a armar justamente en el Telefónica Arena, donde encajó sólo 63 tantos; en el caso de los colegiales, el poder reboteador por encima de todo, no en vano es el líder de ese vital capítulo (34,5 capturas de media).

En esa faceta, bajo tableros, luce el ex cajista Caner-Medley, quien ya destacó en la ida (22 puntos y 7 rebotes) entre la miseria estudiantil, y que mantiene sus dígitos a un nivel fiable: en los 20 encuentros de esta campaña, el mismo número que jugó con el Caja, ha anotado nueve puntos más aunque ha cogido 18 rebotes menos, cifras insignificantes en términos porcentuales.

Junto al de Maine llega el francotirador Chris Lofton (14 puntos de media). Una pena que no pueda rivalizar con Rubén Douglas, último fichaje cajista que debe llegar por San Pablo cuando el otro San Pablo esté vibrando.

  • 1