lunes, 18 marzo 2019
17:53
, última actualización
Deportes

El Cajasol se siente preparado para plantar cara al Madrid

Las dos victorias consecutivas, sobre todo la última en San Sebastián, han elevado varios peldaños la confianza del Cajasol, al que la renovación que ha casi concluido su entrenador en el vestuario parece sentarle bien. Hoy, ante un rival tremendo, están dispuestos a competir hasta el final para buscar una oportunidad para ganar.

el 15 sep 2009 / 22:19 h.

Las dos victorias consecutivas, sobre todo la última en San Sebastián, han elevado varios peldaños la confianza del Cajasol, al que la renovación que ha casi concluido su entrenador en el vestuario parece sentarle bien. Hoy, ante un rival tremendo, están dispuestos a competir hasta el final para buscar una oportunidad para ganar.

Hace unas semanas este partido estaría perdido de antemano para el Cajasol. Pero dos victorias seguidas, la mitad de las que ha logrado en toda la temporada, han elevado la moral del equipo de Pedro Martínez hasta el punto de sentirse lo suficientemente fuerte como para pensar en superar a un Real Madrid que acumula 8 victorias consecutivas, 6 de ellas en Liga y otras dos en el Top 16 de la Euroliga.

La consistencia en pista ajena que ofreció en la plaza de toros de Illumbe en el último ejercicio liguero confirmó una recuperación que ha fortalecido, además, la figura del técnico barcelonés en esa cruzada que emprendió dentro del vestuario, donde el último damnificado ha sido Andrea Pecile, que hoy ya no se colocará la camiseta con el número 55, desocupada a la espera de que aparezca un nuevo portador en los próximos días. Martínez ha aplicado un riguroso método que incluye implicación máxima más allá de los roles, que pueden ir cambiando, y el que se desvíe, sea quien sea, puede acabar como el escolta italiano.

En el club se felicitan porque todos caminan ahora en la misma dirección, con sus virtudes y defectos, y ahora se trata de competir para ganar con la base de la disciplina. Ante el Madrid hará falta mucho más que eso. Individualmente cuenta con uno de los jugadores más determinantes de Europa, el cordobés Felipe Reyes, el mejor valorado de la ACB (17,7 puntos y 9,1 rebotes), un bastión alrededor del que se arremolina otra batería de talentos no menos desestabilizadores, como un clásico en este apartado Sweet Bullock (14.6 puntos) o Álex Mumbrú (8,7), que cuenta con un 43% en tiros de tres, además de apoyar con consistencia el rebote (2.6).

De los fichajes de este año, el pívot Jeremiah Massey ha ido elevando su nivel (9,5 puntos, 5,1 rebotes) dentro de la decepción que ha supuesto en general este refuezo, al igual que el del alero Quinton Hosley (7). El que ha dado un gran paso adelante, aprovechando las lesiones de Raúl López, que hoy tampoco estará, es Sergio Llul, que a sus 21 años se ha echado el equipo a la espalda en no pocas ocasiones en un camino que le pondrá en breve en la selección nacional absoluta.

  • 1