lunes, 10 diciembre 2018
13:33
, última actualización
Local

El cambio del PGOU dará vía libre a grandes superficies

Para autorizar la Gavidia, el Consistorio levanta el veto aprobado en 2006 para el casco histórico.

el 20 abr 2012 / 20:09 h.

TAGS:

La modificación impulsada por el Consistorio para permitir que la Gavidia pueda venderse como una gran superficie comercial no sólo afecta al edificio que albergó una comisaría hasta 2003, sino que incide en una regulación incluida en el Plan General de Ordenación Urbanística que afecta a todo el modelo del casco histórico. El Ayuntamiento no se puede limitar a la recalificación del inmueble, sino que, como ocurre en el caso de los aparcamientos, levanta un veto incluido en el PGOU a la apertura de grandes superficies comerciales -con más de 5.000 metros cuadrados- en el núcleo urbano. Si se aprueba habrá, sobre el papel, vía libre a estas instalaciones.

El Consistorio incluye esta revisión dentro de una batería de cambios que realizan para adecuar el plan de ordenación urbanística a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía. En el texto actual se establece una regulación, a través de una quincena de artículos, sobre la situación de los edificios fuera de ordenación. Es decir, inmuebles que no encajan por uno u otro motivo con el modelo diseñado en el PGOU. Y una de las categorías definidas es precisamente la de gran superficie: "El uso de gran superficie comercial en el conjunto histórico se considera como un uso prohibido. No obstante, las edificaciones que en el momento de la entrada en vigor del presente plan vengan destinadas a este uso podrán mantenerlo en régimen de fuera de ordenación". Este artículo, al igual que otra decena vinculados a edificios fuera de ordenación quedaría suprimido en la modificación impulsada por el gobierno local para permitir inicialmente la operación de la Gavidia. Al igual que ocurre con los aparcamientos subterráneos se suprime la base de forma que se da vía libre a otros proyectos similares en el casco histórico, pero no se introduce una nueva regulación. Simplemente desaparece la restricción que existía antes.

Esta modificación de las normas urbanísticas que rigen el modelo de ciudad debe ser sometida a un dictamen independiente del Consejo Consultivo, que se suma al informe especifico que debe emitir la Consejería competente en materia de comercio. Según aparece en la Ley de Comercio Interior de Andalucía, las competencias en cuanto a la apertura de una gran superficie en una ciudad pertenecen al Gobierno andaluz que debe responder a la propuesta del Ayuntamiento basándose no sólo en la justificación de la operación, sino en una serie de documentaciones que afectan entre otras cuestiones un plan de movilidad para la zona afectada y una argumentación que respalde la necesidad de impulsar este proyecto. Precisamente, el elemento al que aludió la consejera de Obras Públicas, Josefina Cruz Villalón, al ser preguntada por la operación.

El Consistorio necesita así el visto bueno para la operación de la Gavidia de la Consejería de Obras Públicas, la de Comercio y la de Cultura, en tanto en cuanto la operación afecta a una zona delimitada por un plan especial. Un consenso con el que el gobierno asegura contar: "Existe un consenso histórico en torno al proyecto de la Gavidia", apuntó el portavoz del gobierno local, Francisco Pérez, en alusión a que el proyecto ya fue impulsado por el gobierno anterior en el pasado mandato. Sin embargo, nunca llegó a salir adelante. Y el motivo fueron las diferencias internas en el seno del PSOE -un sector rechazaba la modificación del PGOU- y el rechazo frontal de IU, socio de gobierno.

  • 1