viernes, 19 abril 2019
10:30
, última actualización
Local

El caos continúa en Barajas por los conflictos laborales y la niebla

El aeropuerto de Barajas continuó ayer siendo un caos y registró retrasos en sus vuelos de entre 20 minutos y dos horas. La falta al trabajo de varios controladores aéreos, los conflictos laborales de los pilotos de Iberia y la niebla que amaneció ayer en Madrid estallaron la paciencia de miles de viajeros. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 20:41 h.

TAGS:

El aeropuerto de Barajas continuó ayer siendo un caos y registró retrasos en sus vuelos de entre 20 minutos y dos horas. La falta al trabajo de varios controladores aéreos, los conflictos laborales de los pilotos de Iberia y la niebla que amaneció ayer en Madrid estallaron la paciencia de miles de viajeros.

Fuentes del ente gestor de los aeropuertos españoles, AENA, aseguraron ayer a Efe que, a diferencia de lo que sucedió en la jornada del viernes, no se produjeron regulaciones en las rutas en Barajas por falta de personal en la torre de control, donde el viernes siete de los 23 controladores no acudieron a sus puestos de trabajo por baja médica.

Las fuentes detallaron que ayer se registraron dos bajas de controladores y que la decisión de que el aeropuerto madrileño opere sólo con dos de sus cuatro pistas se tomó hace unos días debido al bajo volumen de operaciones programadas para ayer sábado en Barajas, donde había previstos 956 movimientos. Las mismas fuentes resaltaron que a primera hora se ralentizaron las operaciones en Barajas debido a la baja visibilidad.

Sobre la puntualidad de los vuelos, AENA manifestó que en la terminal 4 el retraso medio en las salidas era de 38 minutos a las 12.30 horas, mientras que en las T1, T2 y T3 era de 11. Por su parte, varias compañías consultadas por como Vueling, Easy Jet o Air Comet, reconocieron que continuaban con retrasos y que tuvieron que alquilar aviones para regularizar sus rutas. La más afectada fue Iberia, ya que los vuelos de esta aerolínea registraron un retraso medio de dos horas y 32 rutas tuvieron que ser canceladas por los problemas del viernes, que obligaron a que los aviones "durmieran" en bases aéreas "donde no estaba previsto, y a las alteraciones en las rotaciones de aeronaves y tripulaciones, entre otros motivos".

Además, la compañía manifestó que los pilotos continuaron con la huelga de celo que iniciaron a principios de diciembre, lo que no está facilitando la reorganización de los vuelos.

Durante toda la mañana se registraron largas colas en los mostradores de facturación y de información de las compañías de pasajeros de vuelos cancelados o que habían perdidos las conexiones que tenían previsto tomar en Barajas.

Críticas del PP. Por su parte, el Partido Popular calificó ayer de "insostenible" la situación del aeropuerto y solicitó una intervención por parte de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, a la que acusan de estar "desaparecida". "Queremos saber donde está la ministra de Fomento", señaló el portavoz de Fomento del PP en el Congreso, Andrés Ayala, quien se mostró esperanzado en que, en esta ocasión, la ministra no valore los retrasos de Barajas como "un problema menor". "Exigimos a la ministra que aparezca y que intervenga para que se restablezca la normalidad en el sistema aeroportuario español, y para frenar el deterioro de la imagen que en fechas navideñas estamos dando ante el resto del mundo", concluyó Ayala.

  • 1