sábado, 15 diciembre 2018
14:42
, última actualización
Deportes

El CB Sevilla se pronuncia sobre los hechos ocurridos en el Fondo Sur

En relación a lo ocurrido en los minutos finales del partido disputado en San Pablo el pasado domingo, 11 de enero, ante el Gipuzkoa Basket.

el 13 ene 2015 / 18:49 h.

Pabellón de San Pablo. / El Correo Pabellón de San Pablo. / El Correo El Baloncesto Sevilla se ha pronunciado ante los hechos que acontecieron en los minutos finales del partido disputado en San Pablo el pasado domingo, 11 de enero, ante el Gipuzkoa Basket. El club ha sacado un comunicado a través de su web y explica que:

Los servicios de seguridad de la compañía Templar, que desde la pasada campaña cubren los partidos del Baloncesto Sevilla en San Pablo, actuaron en los minutos finales del partido ante el Gipuzkoa Basket al constatar el cambio de ubicación de un grupo de aficionados que se trasladó desde el Fondo Norte al Sur; donde se encontraba un importante número de niños de los colectivos del CB Ubrique y el CB Gines. En ningún momento el club dio orden directa a los servicios de seguridad de que se desalojara a los aficionados que se habían cambiado de ubicación para acallar o silenciar posibles críticas. Fueron los propios servicios de seguridad, y posteriormente la Policía Nacional, quienes actuaron según sus protocolos, los cuales se rigen en primera instancia por la ‘Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte’. Según el informe redactado por el coordinador de seguridad del Cuerpo Nacional de Policía en los partidos del Baloncesto Sevilla, Félix Flores, en un primer momento miembros de la compañía de seguridad privada instaron a los aficionados a que volvieran a sus localidades. Ante la negativa a dicho requerimiento procedieron a intervenir efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, tal y como en cuanto a “condiciones de permanencia en el recinto” establece el artículo 7º de la citada Ley: “Ocupar las localidades de la clase y lugar que correspondan al título de acceso al recinto de que dispongan, así como mostrar dicho título a requerimiento de los Cuerpos y Fuerzas de seguridad” (punto 2º, apartado B). La Policía Nacional conminó a los aficionados a que volvieran a sus asientos y se identifico a un espectador ante su negativa a obedecer las ordenes de la autoridad competente. Este hecho podría haber acarreado sanción y así se les transmitió a los aficionados. Dado que, finalmente, los aficionados procedieron a desalojar el Fondo Sur, los representantes del Cuerpo Nacional de Policía decidieron no denunciar lo acaecido, de manera que no se recogió en el acta del encuentro. Tanto los responsables de la empresa de seguridad privada Templar como los del Cuerpo Nacional de Policía actuaron según sus protocolos con la única finalidad de que los aficionados desplazados retornaran a sus asientos. Nunca con la intención de acallar determinados cánticos sino para garantizar el orden. Y en ningún caso bajo la orden directa del Baloncesto Sevilla de desalojar la grada. Desde el Baloncesto Sevilla lamentamos profundamente lo sucedido y transmitimos nuestro más absoluto respeto a los aficionados, tanto a los propios como a los de los equipos rivales. Todos ellos están en su derecho de expresar sus libres opiniones, siempre vertidas en el marco del respeto y la no violencia; y en consecuencia actúa la entidad hispalense. Muestra de ello es el respeto mostrado por el Baloncesto Sevilla a los cánticos que los aficionados vienen realizando desde sus respectivas y pertinentes localidades en los partidos hasta ahora disputados en San Pablo.

  • 1