miércoles, 20 marzo 2019
10:20
, última actualización
Local

El Centro Cultural Cajasol reúne 128 obras del artista letón Gustav Klucis

el 28 nov 2009 / 20:53 h.

TAGS:

¡Viva la URSS, modelo de hermandad entre los obreros de todas las nacionalidades del mundo! Cartel, 1935
-->-->--> -->
  • Actividad: Exposición
  • Fecha/Horario: Hasta el 28 de febrero / De martes a  sábado de 11 a 13.30 h. y de 18 a 21 h.; Domingos y festivos de 11 a 13,30 horas; Lunes cerrado
  • Precio: Gratuito
  • Lugar: Centro Cultural Cajasol, Sala Imagen. C/ Laraña, 4
  • Teléfono: 954 508 200

El Centro Cultural Cajasol acoge la exposición 'Gustav Klucis . En el frente del arte constructivista', una muestra que reúne 128 obras de este autor provenientes del Museo Nacional de Arte de Letonia, así como de la colección Costakis del Museo Estatal de Arte Contemporáneo de Tesalónica y del Institut Valencià d'Art Modern.

Las principales técnicas utilizadas en las obras que se exponen son el fotomontaje y el dibujo. La muestra cuenta además con dos stands con maquetas de construcciones desaparecidas de Gustav Klucis que se han diseñado a partir de dibujos originales del autor. También se incluye una tribuna de oradores con pantalla y un "radio-orador".

La exposición pretende contextualizar la "deslumbrante" obra del artista letón dentro del complejo momento histórico que le tocó vivir, y el fuerte contenido documental que incluye contextualiza las realizaciones del artista. Por un lado, llama la atención la calidad objetiva de sus producciones; por otro, su trayectoria creadora y teórica lleva a reflexionar sobre las relaciones entre el poder, el arte y la propaganda.

Toda la obra se engloba dentro del constructivismo, que da nombre a la muestra. Este término nació en Moscú en 1921 en el marco de los trabajos colectivos, debates y exposiciones del Instituto de Cultura Artística (InKhUK).

Gustav Klucis, el artista
Gustav Klucis, artista constructivista, pionero del fotomontaje y destacado cartelista, nació en Letonia en 1895, y desarrolló su trayectoria artística en la Rusia soviética, donde llegó a convertirse en uno de los máximos representantes de su vanguardia.

Durante la Revolución de 1917 Klucis participó activamente en la política, poniendo en los años posteriores su arte al servicio de la construcción de la URSS junto a creadores como Ródchenko, Mayakovski, Meyerhold y Eisenstein.

El constructivismo se instaura como un símbolo de creatividad sin límites durante los primeros años del bolchevismo. Dentro de esta corriente, Klucis apuesta por un arte funcional aplicado a la vida y a la construcción social.

Gustav Klucis aspira a conciliar la experimentación artística con la vida colectiva. Sin embargo, las férreas pautas que se imponen a la creación artística desde 1932, época del realismo socialista, frustran sus esperanzas. Su trabajo fue siendo relegado a un segundo plano hasta acabar siendo víctima de las grandes purgas estalinistas.

  • 1