sábado, 23 marzo 2019
23:03
, última actualización
Local

El Cercanías de la Cartuja sólo lleva 15 viajeros por trayecto

el 11 abr 2012 / 13:00 h.

TAGS:

Los trenes del Cercanías C-2 empezaron a funcionar ayer a las 7.00 de la mañana llegando a la Cartuja.
El balance de usuarios del C-2, el Cercanías que une Santa Justa y la Cartuja, en su primer mes es bastante pobre. Algo más de 13.600 viajeros lo usaron, lo que supone una media de 441 pasajeros al día o de 15 usuarios por tren, ya que se hacen al día 30 trayectos. Y es que la frecuencia de paso dista mucho de lo deseado -hay un tren cada hora- y no hay lanzaderas que unan las estaciones de Cartuja y el Estadio Olímpico con el interior de la Isla de la Cartuja.

El registro del primer mes de vida es tan escaso que está muy por debajo de las líneas de Tussam menos usadas y, por supuesto, del Metro o de la propia C-5, el Cercanías del Aljarafe. Esta línea, entre Sevilla y Benacazón, registró 1.400 usuarios al día en su primer mes, frente a los 441 del C-2. Eso sí, la línea del Aljarafe es mucho más extensa y conecta bastantes municipios.

La línea de Tussam B5 -Plaza de la Magdalena-San Jerónimo- es la que menos usuarios registra
y tuvo una media de 231.724 pasajeros al mes en 2011, es decir, 7.724 al día. Nada comparable, por ejemplo, a los resultados del Metro. La línea 1 no deja de ganar viajeros como transporte para días laborables, viernes y vísperas de festivos, con una media de 50.879 y 53.220 viajeros, respectivamente, en 2011.

Frente a todo esto, la nueva línea de cercanías C-2 (Santa Justa-Cartuja) fue utilizada por 13.665 viajeros en su primer mes de servicio, mientras que la línea C-5 (Virgen del Rocío-Benacazón) superó los 761.500 usuarios en un año.

Renfe puso en marcha el C-5 el 28 de marzo del año pasado con trenes diarios entre Virgen del Rocío y Benacazón, realizando paradas en los municipios sevillanos de Camas, Valencina-Santiponce, Salteras, Villanueva del Ariscal-Olivares, Sanlúcar la Mayor y Benacazón. La frecuencia de paso de esta línea es de un tren cada 40 minutos en horas punta y cada 60 minutos el resto de la jornada.

Por su parte, la línea C-2 se puso en marcha el día 20 de febrero, con trenes que enlazan a diario las estaciones de Santa Justa, San Jerónimo, Estadio Olímpico y Cartuja. Según informó Renfe, el volumen total de usuarios de la C-2 corresponde a la suma de viajeros subidos en cada una de las cinco estaciones que conforman la línea, registrando una mayor demanda en este periodo la de la Cartuja, con 6.230 viajeros subidos, seguida de Sevilla-Santa Justa con 5.651, mientras que San Jerónimo y Estadio Olímpico han alcanzado 1.261 y 523 usuarios, respectivamente.

Los flujos de viajeros registrados en este primer mes de servicio de la línea, con una media diaria de 441 viajeros, muestran, según Renfe, la permeabilidad que se produce entre la C-2 y el resto de líneas que forman parte la red de cercanías de Sevilla. Así, en torno al 60% de los viajeros que suben al tren en Cartuja y San Jerónimo tienen como destino final otros puntos del núcleo de cercanías, a los que acceden mediante enlace en la estación de Santa Justa. En el caso de las estaciones de Santa Justa y Estadio Olímpico, sin embargo, la mayor parte de los viajeros se desplazan dentro de la propia C-2. El 60% de los viajeros que suben al tren en Santa Justa tiene como destino final Cartuja y el 63% de los usuarios de Estadio Olímpico va a Santa Justa.

Por lo que respecta a la oferta comercial, las tarifas más demandadas en este primer mes de servicio han sido el billete sencillo, utilizado por el 63% de los viajeros, y la tarifa de ida y vuelta (26%). Les siguen la tarjeta dorada y el abono mensual. El tiempo de viaje entre las estaciones término de la línea, Santa Justa y Cartuja, es de 19 minutos, mientras que de Santa Justa al Olímpico se tarda 15 minutos y de ocho entre Santa Justa y San Jerónimo.

  • 1