miércoles, 21 noviembre 2018
00:42
, última actualización
Cofradías

El Cerro mejora sus dos pasos con vistas a un Martes Santo histórico

El canasto del misterio ha sido enriquecido con llamativas molduras de orfebrería repujadas por los Hermanos Delgado

el 18 mar 2014 / 22:21 h.

TAGS:

Fotogalería de la remozada canastilla del Cerro del Águila Después de tres años sin salir, a causa de la lluvia, y tras los trabajos de enriquecimiento a que ha sido sometido el canasto a cargo de los Hermanos Delgado López, el paso de misterio del Cerro presentará el próximo Martes Santo una imagen casi irreconocible para el común de los cofrades. Y para muestra, vean las fotos que acompañan a esta información y comparen las estampas del paso correspondiente a la última salida procesional, en el año 2010, con las captadas ayer en la casa de hermandad, donde se aprecia ya cómo lucirá el canasto este Martes Santo. cerroEjecutado en el año 2001 en caoba de Brasil siguiendo un proyecto original del taller de orfebrería de los Hermanos delgado López, el paso del Cristo del Desamparo y Abandono inició en 2006 una fase de enriquecimiento y mejora que ha culminado este año, por el momento, con la conclusión del canasto. «Vamos a ver cómo queda el conjunto y, si lo pide, en un futuro también se acometerá el enriquecimiento de los respiraderos», en cuyo dibujo original sí aparecen ennoblecidos con piezas de orfebrería, explica el hermano mayor, Pepe Anca. Para la terminación del canasto, los Hermanos Delgado han realizado un numeroso conjunto de aplicaciones de orfebrería que dan como resultado «un paso que podrá gustar más o menos, pero que supone una aportación indiscutible a la Semana Santa de Sevilla». «No todos los pasos tiene que ser dorados y con angelitos», explica Pepe Delgado, uno de los hermanos orfebres, consciente del revuelo que ha originado la aparición de las primeras fotos de la canastilla una vez terminada. «El paso está concebido como un conjunto, y en esas fotos no se hace ningún merecimiento al trabajo de orfebrería que han desarrollado los Hermanos Delgado», apunta también Pepe Anca, el hermano mayor, quien emplaza a los cofrades a contemplar la obra en la calle. «El paso, desde luego, va a impactar cuando se vea. El cambio a mejor es indiscutible». Para el enriquecimiento de la canastilla se ha ejecutado una moldura de gallones en todo el perímetro de la parte alta, amén de más de un centenar de apliques en molduras talladas en todo su desarrollo y una «cenefa perimetral completa compuesta por una corona de espinas». Para la parte intermedia del canasto también se han realizado diversas molduras con decoración de hojas y otras con adornos de guirnaldas para la parte baja. Pepe Delgado asegura que con el transurso de los años, el proyecto original del paso, concebido en 1996, ha ido evolucionando, por lo que el resultado final difiere en algunos detalles del dibujo primigenio. «Después de muchos estudios y pruebas, nos dimos cuenta de que a los vértices del cantasto, a los perfiles de las esquinas, le hacían falta un toque de luz, de ahí que hayamos optado por meterle unos repujaditos para perfilar el bombo. En otras palabras, se han dibujado las líneas que se perdían». El artista subraya la singularidad de unas andas cuyo estilo es una «aleación» de líneas barrocas y dibujo más bien renacentista. «Es un paso muy arquitectónico, no de un barrquismo exuberante, y de talla hacia adentro, lo que requiere otro tratamiento». E incide en la valentía de su diseño. «Cuando se estrenó el paso del Señor de Pasión, obra de arte de la orfebrería sevillana, cosechó una críticas tremendas. Hoy, sin embargo, nadie se imagina al Nazareno de Montañés en un paso que no sea el que tiene». CERRI2La renovación del paso del Cristo del Desamparo y Abandono, en el que se representa el arrepentimiento del centurión Longinos, se completará este año con el estreno de unos broches en hilo de plata para los faldones, realizados en el taller del bordador Francisco Carrera Iglesias. Pero las novedades en la cofradía del Cerro del Águila no se limitarán al primero de sus pasos. La hermandad también ha acometido en los últimos meses una profunda reforma de su paso de palio, que pasaba por ser el más largo de toda la Semana Santa, tanto que le asomaban hasta tres filas de candeleros por delante de los varales maestros delanteros y los candelabros de cola no llegaban a caer en cascada por el manto. La reforma se inició con la ejecución de una nueva parihuela en madera, entre 22 y 24 centímetros más corta que la anterior metálica, que permitirá ajustar las proporciones del palio a los cánones más clásicos, aun conservando sus siete trabajaderas. A ello se suma una nueva ejecución del armazón interior de los varales y del sistema de cogida tanto al techo de palio como a la mesa del paso, labor que le ha sido confiada al carpintero Enrique González Gonzálvez. Estas reformas invisibles se han completado con un nuevo pollero para el paso, de manera que el peso del manto ya no descansará sobre la imagen de la dolorosa. Dos pasos remozados para conmemorar los 25 años de su primeros estación de penitencia. CERRI1Guión cardenalicio. Ha sido realizado por Francisco Carrera Iglesias y se estrenará el próximo Martes Santo en la comitiva del palio. Éste que ven es el guión dedicado al cardenal y arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, con el que la hermandad del Cerro ha querido reconocer la trascendencia histórica que para este corporación ha tenido este fraile franciscano nacido en Medina de Rioseco. Amigo Vallejo aprobó las reglas penitenciales de la cofradía y coronó a la Patrona de los cerreños. Este viernes, en el transcurso de la solemne función extraordinaria conmemorativa del 25 aniversario de la primera estación de penitencia, el propio cardenal se encargará de bendecir esta nueva insignia.

  • 1