miércoles, 12 diciembre 2018
06:58
, última actualización
Cofradías

El Cerro será una cofradía de tres pasos

Los hermanos dan su respaldo a la junta de gobierno para incorporar el Nazareno de la Humildad a la cofradía

el 07 nov 2014 / 23:00 h.

NAZARENO CERROLa del Cerro será de aquí a no muchos años una cofradía de tres pasos. Los hermanos de la corporación que abre los desfiles procesionales del Martes Santo, reunidos este viernes en cabido general extraordinario, respaldaron por 365 votos a favor, uno en contra y una abstención la incorporación del Nazareno de la Humildad, obra de Juan Manuel Miñarro, a la estación penitencial de la cofradía. De esta forma, los hermanos del Cerro han facultado a su junta de gobierno, encabezada por José de Anca como hermano mayor, para iniciar los trámites tendentes a integrar el Nazareno en el cortejo procesional del Martes Santo. El primer paso a partir de ahora, explicó anoche a este periódico el hermano mayor, consistirá en la comunicación oficial del resultado del cabildo a la autoridad eclesiástica y al Consejo de Cofradías. El siguiente hito en la hoja de ruta tendrá que ser necesariamente la ejecución de unas andas procesionales para este singular Nazareno, inspirado en las facciones del Hombre de la Sábana Santa. A este respecto, José de Anca comunicó anoche mismo a sus hermanos que la hermandad convocará la semana que viene un concurso de ideas, «abierto a cuantos artistas, diseñadores y artesanos quieran participar», al objeto de seleccionar al menos tres diseños de paso procesional para el Nazareno, toda vez que las Reglas de la hermandad establecen la necesaria concurrencia de al menos tres proyectos en los casos donde esté en juego una importante inversión patrimonial. La web de la hermandad publicará la semana próxima las bases de este concurso de ideas, con el que la hermandad del Cerro pretende «abrir el campo artístico» más allá de los habituales profesionales que trabajan para la hermandad. Los artistas y diseñadores interesados podrán presentar sus propuestas desde el momento de la publicación de las bases en la web hasta finales del próximo mes de enero. Y aunque las bases que regirán el concurso aún deben perfilarse, algunas de las claves que se exigirán a las propuestas presentadas son que el diseño en cuestión esté acorde a la estética de la cofradía y se encuadre en un estilo sevillano. El Nazareno figurará exento en el paso, sin el acompañamiento de más figuras, y el año de su incorporación definitiva a la cofradía va a depender fundamentalmente del tipo de andas procesionales por las que opten los hermanos. Aún sin nombre, el Nazareno de Miñaro llegó al Cerro en la Cuaresma de 2004, fruto de una donación del escultor, y en septiembre del año siguiente entraba a formar parte de los titulares de la hermandad con la advocación de Nuestro Padre Jesús de la Humildad. La talla, realizada en madera de cedro y con una altura de 1,83 metros, presenta significativas novedades estilísticas respecto al modelo más clásico de Nazareno sevillano.  Las heridas de su rostro coinciden sustancialmente con las que presenta el Hombre de la Síndone y su cabellera se recoge en una cola. Según Miñarro, fue fuente de inspiración el cuadro Cristo con la Cruz del pintor italiano Sebastiano Luciano el Piombo, fechado en 1535 y que puede admirarse en el Museo del Prado.

  • 1