viernes, 14 diciembre 2018
03:59
, última actualización
Local

El cierre del Antiquarium pone en riesgo dos actividades de Cuaresma

La obra ‘Poncio Pilato’ y el montaje multimedia ‘La Caja de la Semana Santa’, que se anunciaron en Fitur, buscan a toda prisa un espacio alternativo

el 11 feb 2015 / 11:03 h.

TAGS:

Una de las escenas de ‘Poncio Pilatos’ que se representaba en el Antiquarium. / J.M. Paisano Una de las escenas de ‘Poncio Pilatos’ que se representaba en el Antiquarium. / J.M. Paisano La clausura del Antiquarium de la Encarnación la pasada semana, tras la caída de una de sus puertas sobre un grupo de mujeres que resultaron heridas, ha obligado a la suspensión de dos actividades culturales programadas en este centro arqueológico durante la Cuaresma, que además habían sido anunciadas en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) por el Ayuntamiento como dos de sus grandes novedades de esta temporada. En concreto, el consistorio ha comunicado a los organizadores de la obra de teatro Poncio Pilato y del montaje multimedia La Caja de la Semana Santa que no podrán contar con el espacio como se les había manifestado. Desde el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) explicaron ayer a este periódico que los técnicos del área de Edificios Municipales aún están evaluando el estado en que se encuentra el edificio y si reviste problemas constructivos graves, como desde el Ayuntamiento se informó en un primer momento. Mientras estos análisis no concluyan, los bajos de las Setas permanecerán cerrados, y de momento no hay fecha prevista para la finalización de estos estudios. Por ello, se ha informado a los promotores de ambos eventos de que no podrán usar el Antiquarium y de que se intentará buscar otro enclave que permita su organización. El gobierno municipal apostó en la reciente edición de Fitur por explotar el turismo basado en el concepto de que «la Semana Santa es la fiesta de los sentidos». En concreto, promocionó la Cuaresma anunciando un audiovisual innovador como cabecera de todos los actos. La Caja de la Semana Santa, que así se titula, iba a ser proyectado en la cripta arqueológica de la plaza de la Encarnación. Este proyecto pretendía adentrar al visitante y al propio sevillano en la Semana Santa cotidiana, la que se vive a diario en los templos. El proyecto conjugaba el sonido, la imagen y la palabra, a través de un recorrido de 20 minutos por distintas pantallas donde se acercará al espectador a ese fondo de espiritualidad que tantas veces queda relegado a un segundo plano. Para ello, según informó el consistorio en Fitur, se utilizarían técnicas audiovisuales que harían partícipe al visitante del estrecho vínculo que surge entre la sagrada imagen y el devoto, una relación que buscaban los genios del Barroco para atraer al hombre hacia Dios, una conexión que en Sevilla se ha legado de padres a hijos y que se materializa en la Cuaresma. En cuanto a Poncio Pilato, se trataba de repetir la exitosa experiencia dramática del pasado año, cuando se desarrolló esta obra de teatro sobre el papel de gobernador romano en el juicio de Jesús. Entonces fueron 18 funciones que lograron agotar el papel, por lo que la reposición era muy esperada. El consistorio y la compañía habían estimado organizar 20 representaciones, durante los cinco fines de semana de la Cuaresma, si bien a diez días del estreno se les ha trasladado que no podrán repetir en la Encarnación. Desde la compañía apuntan que para su montaje precisan de un escenario histórico, como el del Antiquarium, con ruinas romanas, y confían en poder localizarlo para salvar el espectáculo, que ya tenía toda la producción preparada. El cierre de la cripta arqueológica también afectará a la exposición municipal Puertas de Sevilla, que recordaba y reproducía los antiguos pórticos del siglo XII que jalonaban la muralla almohade de la ciudad, que fueron derribadas en su mayoría en 1868. Esta muestra debía clausurarse en principio el 22 de febrero.  

  • 1