domingo, 20 enero 2019
23:54
, última actualización
Local

El coche ponemultas ‘cazó’ durante el primer semestre a 13.200 infractores

La Policía Local impone una media de 60 multas al día hasta junio. Cerca de la mitad de las sanciones se centraron en el estacionamiento ilegal en carriles o parte de la vía reservada a determinados usuarios.

el 07 jul 2014 / 10:30 h.

El coche ponemultas se estrenó en 2007 y en 2013 el Ayuntamiento adquirió un segundo vehículo. / Javier Cuesta El coche ponemultas se estrenó en 2007 y en 2013 el Ayuntamiento adquirió un segundo vehículo. / Javier Cuesta El coche ponemultas, que se puso en marcha en 2007 como la fórmula mágica para acabar con la doble fila y el aparcamiento indebido, suelta el acelerador de las sanciones. El ritmo de denuncias se ha atenuado en el presente año, después de que en el ejercicio 2013 la Policía Local presentara un total de 46.206 partes. La realidad la marcan los datos: en el primer semestre del año (hasta junio) se han interpuesto 13.200 sanciones. Desde el Ayuntamiento se justifica este descenso en una concienciación de los conductores –que no se arriesgan a recibir una multa de 200 euros– y en las medidas preventivas que se realizan con la presencia de agentes de la Policía Local en las calles de la capital. «Hay que incidir sobre la concienciación de los ciudadanos», indicó la portavoz de la Policía Local, María Guerrero, que precisó que eso es fruto de un trabajo que no es sólo de la presencia del coche ponemultas o vehículo de disciplina vial, sino también «de la presencia de los agentes de Distrito y de la Unidad de Trafico-Motoristas en zonas donde se registran mas incidencias». Sea por esta razón o por otras –el descenso en el número de vehículos que transitan la ciudad por mor de la crisis también pudo influir–, la realidad palpable es que el ritmo de sanciones es notablemente inferior. Sólo hay que comparar las cifras con las de 2013. En el primer trimestre del pasado ejercicio, se registraron 14.187 denuncias impuestas por la Policía Local a través de los dos vehículos sancionadores, mil más de las  que acumula en los primeros seis meses de este año. La media por día es de 72 sanciones, frente a las 126 que se elevaron por parte de la Policía Local en 2013. De persistir este volumen, no alcanzaría los registros ni del año pasado ni de 2012, que fue de 31.322 sanciones propuestas. Más bien, de continuar este ritmo,  se aproximaría a las cifras obtenidas en el primer año de mandato de Zoido, donde este vehículo registró 28.816 infracciones. El cometido principal con el que nació el coche ponemultas era combatir la doble fila, una práctica que fue uno de los quebraderos de cabeza del anterior Gobierno municipal. Sin embargo, se ha cambiado la tendencia. El grueso de las sanciones, en concreto, la mitad (49 por ciento), es por el estacionamiento en el carril o parte de la vía reservada a determinados vehículos. Dentro de este paquete, se incluye cómo, desde que se amplió la red de carriles bus en la ciudad, se ha extremado la vigilancia para que los conductores no aparquen en esta vía, entorpeciendo el tránsito de las líneas de autobuses de Tussam. Ese esmero ha podido relegar a un tercer lugar de importancia las denuncias por doble fila, que representan un 16 por ciento. Antes se sitúan las impuestas a vehículos que no respetan la señal de prohibición de la circulación (21 por ciento). Ya con menos relevancia, están las denuncias por estacionar sobre las aceras o pasos peatonales (9 por ciento) o las que no respetan la señal de sentido obligatorio (6 por ciento). En este primer semestre, el distrito que acumula más denuncias de los vehículos de disciplina vial es Casco Antiguo, con un 30 por ciento del total. Le sigue, por orden de importancia, el distrito Nervión, con un 24 por ciento y una de las zonas en las que más se ha esmerado la Delegación de Seguridad y Movilidad para frenar la ocupación de vehículos en los carriles reservados para el tránsito de autobuses, motos y vehículos eléctricos. Triana y Bellavista, con un 10 por ciento, son  la tercera y cuarta zona más sancionada, seguida de los distritos Sur, Este, Los Remedios,Macarena, San Pablo-Santa Justa y Norte. Cierra esta distribución por distritos Cerro Amate, que apenas representa el 1 por ciento de las 13.200 denuncias gestionadas por la Policía Local.

  • 1