El cocinero Enrique Sánchez pela la primera patata para estrenar la campaña

La Rinconada acoge la primera Fiesta de la Patata Nueva. El lunes, el 70% de la producción se exportará a países del norte de Europa, mientras que en España se compra la patata gala de conservación.

el 26 abr 2014 / 21:40 h.

El chef Enrique Sánchez echó a la caldereta «la primera patata» de la temporada.  El chef Enrique Sánchez echó a la caldereta «la primera patata» de la temporada.

La I Fiesta de la Patata Nueva congregó este sábado a 1.500 personas que probaron la caldereta más grande hecha hasta el momento con un ingrediente básico: 150 kilos de patata temprana cosechadas en La Rinconada, la principal productora de este tubérculo en la provincia. Un evento que quiso dar el pistoletazo de salida a la campaña de la patata nueva, que hoy en día sufre las consecuencias del desconocimiento popular y lucha para evitar que Francia sea el principal importador de la patata de conservación, para que los ciudadanos españoles empiecen a consumir el tubérculo nacional. Por ello, de forma simbólica el televisivo chef Enrique Sánchez peló la primera de estas patatas y dio algunos consejos a los asistentes sobre este alimento.

La patata es en La Rinconada el producto estrella. En este sentido, el alcalde de la localidad, Javier Fernández, subrayó que pese a que en los últimos años su municipio se asociaba a la construcción de aviones, «también hay que poner en valor el sector agrícola, con sus patatas y melocotones». Pese a que en las dos últimas décadas el número de hectáreas ha descendido de más de 250.000 a 71.000 en España, dedicadas a la patata, La Rinconada cuenta con más de 12.000 para su cultivo, según el portavoz de Asociafruit –entidad que impulsó el evento–, Pepe Porcel. Asimismo, insistió en que con la pérdida de producción, han desaparecido 33.000 empleos directos.

El regidor de la localidad destacó que con actos como el de este sábado se pone «en valor la patata nueva, lo que puede contribuir a mejorar el volumen de producción y a revitalizar este sector, devolviéndole su condición de ser uno de los motores económicos de la localidad». Con el fin de impulsar este alimento, el cocinero Enrique Sánchez animó a los asistentes a cocinar con este producto. «En las altas cocinas nos volvemos locos cuando llegan productos de esta calidad», destacó. De hecho, dio un truco para saber si el producto es de calidad: tras pelar «la primera patata de la temporada», Sánchez la cortó por la mitad y la frotó. «Si cuando suspendes la patata en el aire no se cae la mitad de abajo, es que la patata tiene las condiciones óptimas», explicó. La patata nueva además de tener un elevado porcentaje de almidón –que aporta cinco veces menos calorías que un plato de pasta– también tiene potasio, hierro, fósforo y un sinfín de vitaminas, como la C.

  • 1