Local

El consejero de la sinceridad

el 07 may 2012 / 20:41 h.

TAGS:

Emilio de Llera es fiscal (más de 30 años de carrera profesional) y no político. Eso se notó ayer en la frescura de su discurso tras recibir la cartera y en su sinceridad, que se agradece. Sin tapujos dijo que nos fuéramos olvidando de la Ciudad de la Justicia porque no hay dinero. Es el único de siete consejeros que ha sido capaz de hablar con franqueza y, eso, seguro que se lo agradecerán sus "compañeros" que desde hace años se lo olían.

Superado este escollo, al nuevo consejero le quedan muchos. Él mismo dijo ayer que una de sus tareas es "mejorar la deteriorada imagen de la Justicia" y ahí tiene trabajo. Sin fondos, tiene que intentar desatascar una Justicia desbordada, en especial aquella que tiene que ver con temas que se han visto afectados por la crisis (despidos, desahucios...). Se avecinan tiempos de reformas por parte del Gobierno central y De Llera jugará un papel importante, pues como comunidad gobernada por un pacto de izquierdas tendrá que plantar cara al PP de Rajoy y del ministro Alberto Ruiz Gallardón, quien ya ha aumentado las tasas judiciales. No en vano, el presidente andaluz, José Antonio Griñán, ha apostado por una consejería dedicada a la Justicia, dirigida por un jurista, por un hombre de confianza y amigo personal.

De Llera llega, además, en el momento en el que se está debatiendo la reducción de los partidos judiciales, que dejaría a Sevilla con cuatro frente a los quince actuales. El consejero ya tiene en pie de guerra a varios ayuntamientos que no están dispuestos a perder sus sedes judiciales. Tendrá que lidiar con ellos y con el Ministerio de Justicia si finalmente se lleva a cabo este plan que está aún en una fase muy embrionaria. Pagos pendientes a abogados por justicia gratuita, a peritos y procurados... Una amplia lista de problemas que, al menos, para él son viejos conocidos.

  • 1