viernes, 16 noviembre 2018
03:52
, última actualización
Local

El consejero delegado de Alestis dimite por los problemas del A350

En la decisión de Gaizka Grajales pesa la pérdida de confianza de Airbus por la gestión de los contratos.

el 22 mar 2012 / 22:06 h.

TAGS:

"No podemos permitir que un Tier 1 (proveedor de primer nivel) tenga un problema y que afecte al resto". Fueron las palabras de Domingo Ureña, presidente de Airbus Military y máximo responsable de Airbus en España, el pasado 17 de enero. Explicaba con ellas la intervención que había tenido que realizar en la compañía andaluza Alestis, enviando equipos propios para dar soporte técnico tras detectar dificultades en el desarrollo de los paquetes de trabajo adjudicados del programa A350.

En estos problemas y en la pérdida de confianza por parte de Airbus residen algunos de los motivos que han llevado a dimitir al que hasta ahora era el consejero delegado de Alestis , Gaizka Grajales, procedente del grupo vasco Alcor, que se convirtió en 2009 en el socio mayoritario, con el 42,15%, del accionariado en una operación en la que fue de la mano con la Junta de Andalucía (19,9%), Cajasol-Banca Cívica (15%), Unicaja (14,3%) y el BEF (6,8%) y, con una presencia más residual, la del propio consorcio europeo EADS (1,85%), representación diluida tras no acudir a la última ampliación de capital.

El director general de Alestis, Diego García Galán, ha asumido de forma temporal las funciones de Grajales "de la mano de Airbus", con cuyos ejecutivos mantuvo una reunión en Cádiz en la tarde de ayer. Airbus toma así las riendas de la empresa que, no obstante, "sigue funcionando con normalidad de la mano de la tractora". El sustituto se conocerá la próxima semana.

La dimisión se dio a conocer en el último consejo de administración, celebrado el pasado miércoles, y en ella ha pesado el recelo de Airbus sobre si Alestis era o no capaz de cumplir los compromisos adquiridos con el A350. La andaluza tiene en cartera dos de los mayores paquetes de trabajo de este programa, la panza del avión o belly fairing y el cono de cola o sección 19.1. Es en este último donde se han encontrado las mayores dificultades.

Según precisaron a este periódico fuentes del accionariado de la firma andaluza, la dimisión responde a "no haber alcanzado los objetivos de la compañía".

A Gaizka Grajales, como máximo responsable de la firma aeronáutica de referencia en Andalucía, se le acumulaban los problemas. A los ya citados con el A350, hay que sumar la pérdida de capacidad financiera y dificultades de tesorería, que han llevado a pagar con retraso la última nómina, y el quebradero de cabeza por la absorción forzosa de casi 200 trabajadores de la extinta Delphi, que derivó en la presentación de un ERE temporal que vence en junio.

Fuentes del sector valoraron esta decisión considerando que si se adopta "para que se cumpla el calendario de entregas y los compromisos adquiridos y para que no haya riesgos para el programa del A350, bienvenida sea".

Coincidieron en que "el avión no va a estar parado en el hangar esperando al elemento de nadie" y defendieron que el cambio en la cúpula ejecutiva de Alestis solo debe servir para cumplir lo pactado y que no se produzcan fugas de capacidad productiva fuera de Andalucía.

  • 1