domingo, 17 febrero 2019
18:26
, última actualización

El Coronil inaugura los primeros invernaderos agroenergéticos

El municipio de El Coronil estuvo ayer de estreno. El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, acudió a las afueras de la población para inaugurar la Instalación Agroenergética Coronil IV. Se trata de una finca para el cultivo de diferentes productos ecológicos, sobre todo plantas ornamentales y setas. Este pionero invernadero agroenergético tiene la novedad de autoabastecerse gracias a los paneles fotovoltaicos que están instalados en su cubierta.

el 28 jul 2010 / 18:23 h.

El presidente de la Junta de Andalucía visita el invernadero acompañado de Marcos Pantaleón, de APIA XXI.
Durante la inauguración de las instalaciones, el presidente estuvo acompañado por el alcalde, Jerónimo Guerrero (PSOE), y la delegada provincial del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, que realizaron la visita por los recintos, guiados por Marcos Pantaleón, director de APIA XXI, grupo que dirige el proyecto en el municipio.

El presidente elogió la iniciativa del alcalde de El Coronil al traer proyectos como éste a Andalucía. "El alcalde sabe que los pueblos no pueden vivir siempre dependiendo de las ayudas públicas sino que tiene que generar riqueza", destacó.

Este complejo dispone de las tecnologías más avanzadas para producir plantas ornamentales y setas de la mejor calidad. Tal como explicó Jarek Bien, gerente de la empresa Investigaciones Agroenergéticas, esta central es "una de las únicas capaces de producir durante todo el año y garantizar un número fijo de setas y plantas ornamentales".

Un total de 4.464 paneles fotovoltaicos suministran energía suficiente para abastecer la instalación, que albergan 100.000 plantas ornamentales y que prevén producir 32.000 kilos de setas al año. El agua utilizada para el riego, que se realiza por goteo, proviene de la lluvia que se recoge en las mismas instalaciones gracias a una gran balsa que abastece el pozo.

Este complejo está pensado no sólo para la producción, sino como un espacio de investigación, tratamiento, producción e incluso envasado de los productos ecológicos, como es el caso de las setas, vendidas a grandes cadenas de supermercados. La tecnología avanzada de la que disponen permite controlar todos las condiciones de luz y humedad de las 32 salas de cultivo con las que cuenta. "Éste es el reino de la oscuridad", definió el director de APIA XXI las salas frigoríficas donde crecen las setas, controladas en todo momento.

Están ahora estudiando el desarrollo de otros cultivos, como espárragos, trufas o la jatropha, planta subtropical que sirve para producir biodiésel y de la que ya han obtenido las primeras semillas, únicas en España. Crear empleo, dar formación y fomentar un centro de investigación son ahora sus prioridades.

  • 1