domingo, 21 abril 2019
08:00
, última actualización
Economía

El Corte Inglés plantea cambiar turnos a 40.000 trabajadores

El Cortes Inglés ha informado a los sindicatos de su intención de modificar los turnos y horarios de unos 40.000 trabajadores para aprovechar mejor los recursos y concentrarlos en los horarios de mayor venta y, con el fin último, de mantener el empleo en un momento de caída profunda del consumo.

el 16 sep 2009 / 08:40 h.

El Cortes Inglés ha informado a los sindicatos de su intención de modificar los turnos y horarios de unos 40.000 trabajadores para aprovechar mejor los recursos y concentrarlos en los horarios de mayor venta y, con el fin último, de mantener el empleo en un momento de caída profunda del consumo.

El Corte Inglés ha planteado a los sindicatos su intención de modificar los turnos y horarios de aproximadamente 40.000 trabajadores, vigentes desde 1995, con el fin de mantener la viabilidad del empleo en el actual escenario de crisis económica, informaron a Europa Press fuentes sindicales.

La empresa achacó esta medida a causas económicas y organizativas, centradas principalmente en el profundo deterioro del consumo de los hogares por la caída de renta de las familias, la destrucción de empleo y las restricciones al crédito, apuntaron las mismas fuentes.

La dirección del mayor grupo de distribución español ha iniciado el periodo de consultas preceptivo con los representantes de los trabajadores con el fin de que esta medida sea puesta en marcha lo antes posible y, en todo caso, antes del próximo 1 de noviembre.

En cualquier caso, la intención es que los trabajadores puedan tener su horario laboral planificado hasta con un año de antelación, de forma que el 1 de enero sepan cuáles serán sus turnos de todo el ejercicio para que puedan organizar con tiempo sus vacaciones y periodos de libranza.

Según señalaron las mismas fuentes, la empresa explicó a los representantes sindicales que el escenario económico general y de la propia empresa es "absolutamente distinto" al de años anteriores, lo que obliga a aprovechar los recursos, tanto humanos como materiales, de una manera "más eficaz y eficiente".

"Esta medida pretende mantener la viabilidad en el empleo asegurando la competencia en el mercado y una mayor optimización de los recursos humanos", argumentó la compañía.

Y es que la dirección del grupo considera que las necesidades de atención a la demanda del público no son regulares ni pueden atenderse adecuadamente con una distribución "rígida" de la jornada, como es la vigente, al tiempo que apunta que la distribución actual registra una mayor presencia del personal en momentos en los que hay menor necesidad comercial.

En consecuencia, la compañía pretende avanzar sustancialmente hacia la mejora de su atención al consumidor mediante una adecuada presencia de los profesionales en atención a la actividad de venta. "Con ello se mejora la posición competitiva de la empresa y se refuerza la base que garantiza la estabilidad del empleo", indica la compañía. Para este fin, se atenderá especialmente a reforzar los tiempos que registran la mayor afluencia de clientes y a reducir aquellos con más baja actividad.

Otro de los objetivos de la compañía es suprimir momentos de improductividad provocados por los solapamientos de los actuales turnos y horarios en momentos que carecen de justificación.

Asimismo, considera necesario garantizar una óptima cobertura de plantilla en los centros comerciales en las franjas horarias comprendidas entre las 11.30 y las 14.30 horas y entre las 17.30 y las 21.30 horas, que se corresponden con los momentos de mayor actividad de venta diaria.

La compañía considera como una acción prioritaria atender a una mayor seguridad en la planificación de desarrollo de la jornada anual de cada trabajador, que le permita la conciliación de su vida familiar y laboral.

Tanto UGT como CCOO expresaron su rechazo a la propuesta al entender que las razones esgrimidas no son "suficientes" para modificar la jornada de 40.000 trabajadores.

  • 1