domingo, 20 enero 2019
23:54
, última actualización
Local

El 'Cuco' recurre al Supremo para no tener que pagar la indemnización por la búsqueda en el río

La Audiencia Provincial lo condenó a pagar una indemnización de 414.000 euros al entender que "admitió su participación en la ocultación y el traslado del cuerpo de Marta hasta el río".

el 11 nov 2011 / 17:18 h.

TAGS:

El abogado de Francisco Javier García Marín, conocido como el 'Cuco', que fue condenado a dos años y once meses de internamiento por un delito de encubrimiento y al pago de una indemnización de 414.000 euros por el coste de las tareas de búsqueda del cuerpo de la joven Marta del Castillo en el río Guadalquivir, ha anunciado ante la Audiencia Provincial de Sevilla la presentación de un recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS) para que se anule la indemnización.


En este sentido, el abogado del 'Cuco', Fernando de Pablo, ha anunciado a Europa Press que fue el pasado lunes cuando anunció ante la Audiencia Provincial la presentación de un recurso de casación ante el Supremo para la unificación de doctrina, pues entiende que la Sección Tercera de la Audiencia no debió condenar a su representado al pago de la referida indemnización a las administraciones intervinientes en la búsqueda del cuerpo.

De su lado, el abogado de la familia, José María Calero, ya confirmó hace dos semanas en declaraciones a Europa Press que los allegados de la desaparecida presentarán un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC) por la sentencia del 'Cuco', y uno de los argumentos del recurso será el doble enjuiciamiento respecto al caso del 'Cuco' y de los otros cuatro acusados, lo que considera puede haber provocado "una vulneración de los derechos fundamentales".

En la sentencia, la Audiencia Provincial condenó al 'Cuco' a pagar una indemnización de 414.000 euros al entender que el entonces menor, en su primera declaración de 15 de febrero de 2009, luego mantenida en la Fiscalía de Menores, "admitió su participación en la ocultación y el traslado del cuerpo de Marta hasta el río", por lo que "esta manifestación reiterada obligó a la Administración a desplegar un dispositivo de búsqueda que ha generado unos gastos por el importe señalado".

"Su conducta ha consistido en ayudar a deshacerse del cuerpo para impedir su descubrimiento", todo lo cual, "unido a su conducta posterior y su negativa a colaborar en el descubrimiento del cuerpo, negando los hechos y su participación, justifica sobradamente que él, y por extensión legal sus padres, corran con los gastos, porque esta búsqueda y el despliegue de medios materiales viene motivada por él".

 

"DOS CONDUCTORES"

La Audiencia aprovechó esta sentencia para criticar la Ley del Menor por la que los mayores y los menores de edad deben ser enjuiciados de forma separada, lo que lleva "al riesgo cierto de que puedan existir pronunciamientos discordantes que hagan que, en ese puzzle a que se refirieron las acusaciones, no encajen todas sus piezas". "Por decisión del legislador, la responsabilidad del menor no podrá ser analizada en un único juicio con todos los responsables, sean o no mayores de edad, una circunstancia que crea una serie de disfunciones, no sólo a la hora de llevar a efecto la labor de investigación policial y judicial, sino también a la hora de la valoración de la prueba", afirmó.

Al hilo de ello, lamentó que esta doble jurisdicción "comporta un derroche de energías y esfuerzo en sedes policial y judicial que no se ve compensado por ventaja alguna", abogando por "evitar dos pronunciamientos paralelos sobre unos mismos hechos, que pueden condiciones y perjudicar el esclarecimiento de la verdad material", tras lo que consideró que "el legislador debería ser sensible a esta sugerencia y no demorar algo que necesita de una reforma legislativa si queremos una justicia fiable".

"No debemos olvidar que los jueces utilizamos el vehículo procesal que el legislador ofrece, y si éste tiene dos compartimentos o dos conductores con sendos volantes, es difícil manejarlo, y las consecuencias de la eventual colisión no debe recaer solo en los conductores, sino, y sobre todo, en el fabricante por el defectuoso medio puesto a disposición de aquellos", concluyó.

  • 1