Deportes

El derbi fue para un Sevilla muy superior

La fiesta del fútbol sevillano se quedó en casa. Neta superioridad sevillista ante un Betis que al descanso ya perdía 2-0, merced a las dos dianas de Luis Fabiano, la primera de ellas con la mano. Los de Chaparro no estuvieron a la altura y el Sevilla hizo valer su mejor fútbol. (Foto: EFE)

el 14 sep 2009 / 22:21 h.

El Sevilla FC se mostró muy superior al Real Betis en el derbi hispalense y goleó al equipo de Paco Chaparro, quien vio como se truncó su racha positiva sin perder -tres victorias y dos empates- en la Liga y en la Copa del Rey desde que se hizo cargo del equipo.

La formación bética se mantiene en puestos de descenso tras ofrecer una mala imagen, mientras que el Sevilla sigue en su firme propósito de engancharse a una zona europea de la que se descolgó con un mal inicio de competición.

Se dispuso el equipo visitante con las líneas juntas en el centro del campo para agobiar al danés Christian Poulsen y el malí Seydou Keita en la zona de creación local y eso dio un aparente equilibro en los primeros minutos.

Los sevillistas, con más tiempo el balón en su poder lo intentaron por las bandas y así, con Jesús Navas y el brasileño Daniel Alves, por la derecha, y Diego Capel, por la izquierda, llegaron en el primer cuarto de hora las primeras llegadas al área, aunque fue el malí Frederic Kanouté (m.18) el que gozó de una gran ocasión de poner el 1-0, pero su remate se le fue fuera por poco.

Las intenciones verdiblancas fueron salir rápido a la contra, sobre todo por la izquierda, y las acciones a balón parado, pero lo hizo con poca contundencia, por lo que fue Luis Fabiano el que sumó su undécimo gol en la Liga, aunque en una jugada muy protestada por los béticos, quienes reclamaron que el brasileño había introducido el balón con la mano y no con la cabeza.

El colegiado navarro Alberto Undiano Mallenco se guió por su asistente y dio el gol a los veintiséis minutos, algo que Betis no encajó bien, y más cuando perdió al central David Rivas por lesión y tuvo que sustituirlo el canterano Toni.

El equipo de Manolo Jiménez mandó entonces con autoridad y antes del descanso Luis Fabiano puso el segundo, ahora en una magnífica jugada de ataque de todo el Sevilla en la que utilizó las dos bandas y la rapidez para desarbolar al rival.

En la segunda parte Paco Chaparro sacó al argentino Leandro Somoza para fortalecer el centro del campo y dejó fuera a un delantero brasileño Rafael Sobis muy desdibujado.

El cambio no hizo reaccionar a los visitantes pese a que el Sevilla le cedió algo de terreno para salir a la contra, ya que el Betis no supo crear peligro ante el meta italiano Morgan De Sanctis.

El conjunto del barrio de Nervión, muy rápido a la contra, hacía mascar el tercero y éste lo encajaron los de Heliópolis a los 63 minutos en un lanzamiento de falta de Daniel Alves, quien contó con la colaboración de Damià Abella al tocar el balón en su cuerpo y cambiarle la trayectoria al portero portugués Ricardo Martins.

Los béticos, sin ningún tipo de ideas, perdieron una y otra vez el balón frente a un rival que, pese a levantar el pie del acelerador, no se encontró con problemas y que, además, gozó de ocasiones para marcar el cuarto.

  • 1