Local

El día de los barrios

El lunes y el martes son de los barrios: las hermandades del centro ponen un complemento esencial pero complemento, al fin y al cabo. Barrios de orígenes inciertos, creados por la vieja inmigración desde los pueblos, por la necesidad ante una riada, por designio imperativo del mandamás.

el 15 sep 2009 / 01:51 h.

El lunes y el martes son de los barrios: las hermandades del centro ponen un complemento esencial pero complemento, al fin y al cabo. Barrios de orígenes inciertos, creados por la vieja inmigración desde los pueblos, por la necesidad ante una riada, por designio imperativo del mandamás. Barrios que no fueron -de verdad- Sevilla hasta que no lograron traspasar un desierto y plantarse en el oasis de la Campana. Por eso cada cual ha escogido su camino hasta la imaginaria muralla por la que se entra en la ciudad. San Gonzalo, es verdad, llega por donde únicamente puede llegar, por el puente, pero reserva la miel de su triunfo hasta las palmeras que, a la altura de la calle Zaragoza, rememoran la Puerta de Triana.

El Tiro de Línea ve colmados sus esfuerzos al atravesar el Postigo y el Cerro del Águila en cuanto en San Gregorio vislumbra el Alcázar; la vieja Calzada encuentra su camino en la Puerta de Carmona que ahora también servirá al Polígono. Es la conquista de un lugar en el concierto urbano. Algunas tienen raros santos, como Pilato o Caifás; todas sus gentes dejan el estreno de las ropas nuevas para su día: el más grande de la Semana Santa, por supuesto, que ésa es la grandeza de esta semana. Queda un barrio, San Bernardo, padre y maestro de todos los barrios. Por eso tiene día propio: la calle Gallinato se abrirá como una flor el miércoles. Desde primera hora.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1