sábado, 15 diciembre 2018
18:16
, última actualización
Jóvenes al día

"El día de mi boda me prohibieron tuitear y escondí el móvil en el traje"

@JoseantonioJun puede presumir de ser el alcalde más tuitero de España incluso desde antes de Twitter. Su actividad en las redes sociales ha puesto a su pueblo, Jun, en el mapa.

el 17 ene 2015 / 09:00 h.

ALCALDE-JUN ¿Dónde está exactamente Jun? -Jun está a tiro de tuit. Exactamente a 2,7 kilómetros del centro de la ciudad de Granada. ¿Por qué era conocido antes de tener un alcalde tuitero? -Jun era el pueblo de la cerámica artística y de construcción. ¿Qué se puede ver en Jun si se va físicamente? -El pabellón de las artes obra de Miguel Ruiz Jiménez es una de las maravillas de España y del mundo. No exagero nada. ¿Y hacer, comprar…? -Para hacer o comprar os invito a descargar la app del Ayuntamiento de Jun, en donde encontraréis todos los negocios del municipio. ¿Por qué  dos cuentas de Twitter ? -Porque no se puede confundir lo público con lo privado. Es una mala praxis que vemos cada día en los perfiles de políticos en redes. ¿Qué cambiarías de Twitter? -Más que de Twitter de Vine. Los vídeos en seis segundos se quedan muy justos y llegaría hasta 20. ¿Cuál ha sido tu mejor tuit? -Uno que hice cuando nació el #15M en el que reconocía que algo no estábamos haciendo bien los políticos. ¿Cómo te llevas con tu blog? -El blog tuvo el premio al mejor Blog de España por RTVE en 2008. Desde que llegó Twitter está mucho menos actualizado. Un momento que te ha sorprendido de Twitter… -Cuando a una señora obesa en Australia una aerolínea de referencia le impidió volar si no pagaba dos asientos. Twitter reaccionó. Y otro que te haya decepcionado… -Un día que vi un tuit de un pedófilo con contenido de pornografía infantil. Esa vez Twitter también reaccionó de inmediato. ¿Qué poder tiene  Twitter? -Twitter es la sociedad del minuto. Permite preguntas rápidas y respuestas inmediatas. Es acción y reacción sin intermediarios. ¿Qué no dirías jamás en Twitter? -Mi edad. La generación del 27 era muy propensa a jugar con ese dato y me he sumado casi un siglo después. ¿Qué no debería decir jamás nadie en Twitter? -«Se me disparó un tuit sin querer» como excusa ante una metedura de pata. ¿Qué se puede decir en Twitter pero no a la cara? -Soy de la opinión que Twitter es un espacio similar al de la plaza del pueblo y por tanto no restrinjo. ¿Y el que te dio dolor de cabeza? -Un día que mi texto predictivo escribió «¿Qué libro/a estáis leyendo?» y antes de repasarlo le di a enviar. No lo borré. ¿El que más RT logró? -«La Infanta no sabía lo que firmaba, en cambio los abuelos de las preferentes sí». Si te indigna, comparte. ¿A qué te dedicas cuando no estás tuiteando? -Je, je. Casi todo lo que hago lo tuiteo. Me gusta el deporte, el cine, el campo, la bici, los amigos. ¿Y cuando tuiteas? -Cuando tuiteo procuro hacer visible el trabajo que hace un alcalde. Es esencial no esconderse nunca de la ciudadanía. Cosas que no soportas de la vida... -La verdadera demagogia. Históricamente ha hecho mucho daño, especialmente en época de crisis. Un puñetazo sobre la mesa por… -La verdad. No soporto las mentiras y las órdenes de equipo de la marca. Las cosas deben ser siempre razonadas. ¿Enganchan las redes sociales? -Cuando existe una verdadera comunicación y no se usan como un teletipo de tu partido. ¿Y cómo se dejan? -En mi caso va a ser muy difícil. El día de mi boda me prohibieron llevar móvil y escondí uno dentro del traje. Un refrán, esos tuits medievales. -Para que la cometa vuele alto debe tener fuerte viento en contra. ¿Qué está pasando con el empleo? -No somos innovadores y mucho menos competitivos. Si a eso le añades una reforma laboral feroz tienes el resultado. ¿Qué podemos hacer con la Tierra? -Es cada vez más global y necesita cada vez más cuidados. En lugar de eso, la agredimos en cada instante y morirá. ¿Con España? -Necesita políticos alejados de la demagogia pero también de los consejos de las grandes empresas controladoras. ¿Con la economía? -Necesita una fuerte reconversión para generar nuevos empleos con futuro. Pero la mediocridad hace daño. ¿Qué te hace libre? -No tener que andar dependiendo de un puñado de políticos mediocres, sino de un pueblo sabio en decisiones.

  • 1