sábado, 23 febrero 2019
11:26
, última actualización
Local

El Ejército da por finalizado el desalojo de los "camisas rojas" en Bangkok

Al menos cuatro personas, entre ellas un reportero italiano, han muerto y otras 50 resultado heridas durante el asalto.

el 19 may 2010 / 08:35 h.

TAGS:

Manifestantes antigubernamentales corren durante el asalto del ejército tailandés al bastión de los "camisas rojas".

El Ejercitó de Tailandia ha dado por concluido el desalojo del centro de Bangkok en el que miles de "camisas rojas" se atrincheraban desde hacía casi seis semanas, en una operación que ha causado hoy al menos cuatro muertos y 50 heridos.

El portavoz militar, coronel Sansern Kaewkamnerd, indicó que los efectivos militares están procediendo a juntar a los manifestantes para trasladarlos a sus respectivas provincias en medios de transporte facilitados por las autoridades. "Las fuerzas de seguridad han cesado de ejercer presión en la protesta. Los manifestantes están siendo instados a irse y a emplear el transporte gratuito provisto por la autoridades", dijo el portavoz del Ejército.

Mientras eran conminados a abandonar la zona, grupos de manifestantes rompieron escaparates y saquearon varios comercios situados dentro del perímetro de unos tres kilómetros cuadrados que han ocupado desde hace casi seis semanas. En ese lugar hay varios grandes almacenes de lujo, media decena de hoteles de cinco estrellas, rascacielos de oficinas y edificios públicos.

Poco antes, los cabecillas de los "camisas rojas" llamaron a los manifestantes a rendirse a las tropas tailandesas que asaltaron la zona central.

Al menos cuatro personas, entre ellas un reportero italiano, han muerto y otras 50 resultado heridas durante el asalto.

El principal líder del frente rojo, Jatuporn Promphan, anunció por el sistema de megafonía instalado en el campamento, que se entregaría para evitar más pérdidas de vidas humanas. "Vosotros sabéis que nunca os abandonaré pero ha llegado el momento de evitar más muertes, porque es a nuestros 'camisas rojas' a quienes están matando", dijo el principal cabecilla antes de descender del escenario montado en el epicentro de la zona ocupada.

Después, Promphan y otros líderes del frente fueron escoltados por policías hasta el cuartel general de la institución, situado a poca distancia del campamento. Cerca de 3.000 manifestantes permanecían en el interior del campamento rojo antes del asalto.

  • 1