martes, 26 marzo 2019
11:24
, última actualización
Deportes

El español Julián Simón gana el título mundial en 125cc

El español Julián Simón (Aprilia) se adjudicó la victoria en el circuito de Phillip Island con ocasión del Gran Premio de Australia de 125 c.c. y logró el título como los grandes campeones, con triunfo incluido y no por ello menos trabajado.

el 18 oct 2009 / 08:00 h.

Julián Simón, campeón del mundo.

Desde el momento en que se apagó el semáforo rojo se pudo percibir que sería una carrera complicada para conseguir el título mundial, pero el piloto de Villacañas cumplió impecablemente con su estrategia y supo esperar el momento oportuno para aprovechar su oportunidad mientras el primero en marcar el ritmo era el autor del mejor tiempo de entrenamientos, el español Pol Espargaró (Derbi).

Simón no perdió los nervios a pesar de la discreta salida que realizó y mientras por delante Espargaró comenzó marcando el ritmo, a su estela se pusieron prácticamente todos los protagonistas de la categoría en esta carrera. El doble vencedor de las últimas carreras tiró con fuerza al frente de la cabeza pero tras su estela se colocaron Nicolás Terol (Aprilia), Bradley Smith (Aprilia), Simone Corsi (Aprilia), Andrea Iannone (Aprilia) o Efrén Vázquez (Derbi), con el alemán Sandro Ciortese (Derbi) un poco más atrás pero recuperando terreno a ritmo de vuelta rápida.

La iniciativa de Pol Espargaró duró hasta el octavo giro, en el que el italiano Simone Corsi fue el primero en comenzar las hostilidades, si bien su liderato duró bastante poco, lo justo para que en un par de vueltas fuese Bradley Smith quien tomase el mando de la carrera.

Ahí fue en donde Julián Simón, que se había mantenido a la expectativa todo el tiempo, se percató de que se podía escapar su opción al título mundial y por ello que sin ponerse nervioso pero también con rapidez y eficacia, comenzó a superar rivales hasta ponerse tras el rebufo de su compañero de equipo.

La llegada de los primeros participantes doblados añadió algo más de incertidumbre a la situación, que tanto Simón y Smith solventaron con facilidad, no así sus perseguidores que ahí se vieron cortados definitivamente.

Los dos aspirantes más claros al título mundial se habían quedado solos y Simón, que claramente estaba estudiando a su rival, buscó el lugar más apropiado para superarlo, sabedor que la velocidad de su Aprilia no estaba al nivel de la de su compañero de equipo y no podría superarlo por rebufo en la recta de meta.

No lo intentó ni una sola vez Julián Simón hasta que llegó a la última vuelta, en la que buscó su oportunidad y en la bajada hacia la curva de derecha se tiró como un poseso por el interior de la curva para sorprender a su rival en un sitio bastante complicado.

Un adelantamiento tan limpio y claro que literalmente dejó clavado al piloto de Oxford, quien se dio cuenta de inmediato que el mundial estaba ya sentenciado en favor de su rival.

Con todo, ambos pilotos protagonizaron una espectacular carrera de grandes campeones. Eran los más claros aspirantes al título mundial y quisieron dejarlo claro desde el principio, mientras que el tercero en discordia, el también español Nicolás Terol (Aprilia) entró inicialmente en la lucha pero luego se tuvo que conformar con una sexta plaza final en el nutrido grupo que peleó por la tercera plaza, que acabó siendo para Sandro Cortese.

Pol Espargaró, líder inicial de la carrera, no pudo mantener el ritmo que le hizo líder al principio y acabó cuarto, con su compañero de escudería, el vasco Efrén Vázquez, muy combativo a lo largo de toda la carrera, en la séptima plaza, justo tras el alicantino Terol.

Esta vez Marc Márquez (KTM) no pudo pelear por estar más arriba que en la novena plaza que finalizó, por delante de Sergio Gadea (Aprilia), quien se dio un fuerte golpe en los entrenamientos libres de la mañana y se dañó la rodilla.

Luis Salom (Aprilia) fue el último de los españoles en finalizar la carrera, decimonoveno, sin que lo pudiesen hacer por problemas mecánicos ni Esteve "Tito" Rabat (Aprilia), ni Joan Olivé (Derbi).

LORENZO SE CAE EN MOTO GP. Si ya de por sí el Mundial de MotoGP estaba difícil para Jorge Lorenzo, el mallorquín perdió todas sus opciones en la primera curva de Phillip Island al irse al suelo tras tocarse con Nicky Hayden durante el Gran Premio de Australia. Por si acaso, Valentino Rossi, que puede ser campeón en Malasia, buscó la victoria, aunque al final fue segundo por detrás de Casey Stoner. El podio lo completó Dani Pedrosa.

Y BAUTISTA EN 250 CC. Marco Simoncelli se adjudicó la victoria con autoridad en el Gran Premio de Australia de 250cc que se disputó en el circuito de Phillip Island y que concluyó antes de tiempo. La dirección de carrera decidió mostrar bandera roja en el transcurso de la decimonovena vuelta al sufrir una caída el italiano Roberto Locatelli que lo dejó tendido en medio de la pista sin la posibilidad de ser atendido por las asistencias del circuito.

Al ser parada la prueba del cuarto de litro la vuelta válida fue la anterior completa de todos los pilotos, es decir, la decimoctava, lo que aún benefició en mayor medida a Simoncelli, ya que Álvaro Bautista se había caído en ese giro y el japonés Hiroshi Aoyama, líder del mundial, era séptimo en ese momento en cola de un grupo al que luego superó.

De esta forma, Marco Simoncelli, que dominó la prueba desde la primera hasta la última vuelta pasa a ocupar la segunda plaza en la clasificación provisional del campeonato a escasamente doce puntos de Hiroshi Aoyama, mientras que Bautista se ve relegado a la tercera posición a 29 puntos del líder. Y es que Bautista perdió en Phillip Island muchas de sus opciones de aspirar al título mundial. Su caída, aunque regresó a la pista en cuanto pudo, le relegó a la décima plaza.

 

  • 1