domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Local

El espíritu del Pasmo de Triana

Casa Belmonte (Mercado de Triana). El cocinero se arrima a los fogones con sabiduría y temple, así salen tapas llenas de sabor y naturalidad

el 13 mar 2015 / 14:38 h.

TAGS:

El bar Casa Belmonte se encuentra en pleno mercado de Triana. / J.C. El bar Casa Belmonte se encuentra en pleno mercado de Triana. / J.C. Hay plazas para turistas, donde todo respira artificio y novelería y plazas de toda la vida, donde hay que estar en figura de verdad y no encogiendo el codo con pizarritas negras y brochazos de crema de piquillo. En Triana hay que estar bien bragao para lanzarse a ofrecerle al público unas espinacas con garbanzos o unas toallitas de menudo. Margarita y Pedro se han hecho de una buena cuadrilla y en cuatro módulos de la plaza de abastos de Triana, casi ná, han dado unos toques mínimos al antiguo bar de carnes que allí había y debutaron con picadores a finales del pasado enero con buenas maneras, ahora detallamos. Las instalaciones del local son modernas pero con buen gusto, cocina a la vista, sin trampa ni cartón, inmaculada como una patena. Maderas, unos toques de aluminio en las lámparas, una buena barra y mesas a un lado y en la calle de la misma plaza, hay detalles como los cubitos de zinc como papeleras. Un buen armario de vinos, la bodega se cuida, se sirven los vinos a su temperatura y en copa adecuada, en cuanto a marcas a ver qué me dicen ustedes de este cartel: Muga y Beronia de Rioja, Pago de los Capellanes y Tamaral de Ribera de Duero, algunos tintos andaluces como el finca Moncloa de Arcos y el Barbazul. Albariño Sin Palabras es magnífica opción en blancos. Casi todos se copean, hasta algún espumoso como los Sumarroca Brut Reserva y el Brut Rosado. La carta de tapas y raciones es tradicional, basada en el buen producto y con nombres muy populares, ya se mencionaron el menudo de ternera (2,50/8,00 euros), sin garbanzos, con patatas fritas y chorizo picadito, el pique equilibrado y una textura gelatinosa que va cuajándose, a este menudo, como a los grandes vinos en la copa, hay que dejarlo respirar en el plato, también hemos dicho que hay espinacas con garbanzos (2,80/8,50 euros), en este morlaco se muestra la mesura del de la cocina con las especias y la sal, sobresaliente. Pero no se pierdan el tortillón de patatas que sacan, como una rueda de un Pegaso, que, como algunas sugerencias del día, está fuera de carta. Hablando de sugerencias diarias, vaya unas mollejitas de ternera, finamente rebozadas, de sabor intenso. Volvamos a la carta, porque el paseíllo se inicia de la manera más clásica: ensaladilla rusa (2,50/8,00 euros) o unos pimientos asados (3,00/9,00 euros). Nos abrimos de capa con un pisto sevillano con huevo de codorniz (2,80 euros), de sabor casero tradicional, muy mesurado de sabores y perfectamente salpimentado, no en balde, Pepe Oliveira, el sobresaliente de la cocina, tiene una larga trayectoria profesional en fogones sevillanos. Si algún cliente caprichoso quiere alguna cosa del mercado se le va al puesto correspondiente y se compra. La despensa de este Belmonte es inmensa, todo el mercado. TAPAS-CASA-BELMONTEHay chacinas de esos animalitos que comen bellotas, criaturas, así como queso viejo de oveja y semicurado de cabra. También un apartado especial para carnes, tienen brasas vegetales para darle el punto adecuado al solomillo de buey (220 grs. 22,00 euros) y al entrecot (400 grs. 26,00 euros), y del cerdo, una pluma de ibérico (200 grs. 14,00 euros). Hemos dicho que aquí prima la tradición y la naturalidad en la ejecución, pero también se admite algún pase de adorno. Así en la carta no falta un rulo de cabra con mermelada de la casa (7,50 euros), unas milhojas de solomillo con jamón (3,00/9,00 euros) o un pan Belmonte con queso de cabra, morcilla y cebolla caramelizada (9,00 euros). Pero no se asusten que no pierden la cabeza con novelerías, si no prueben un salmorejo cordobés (3,00/9,00 euros), una carrillada al Jerez (3,00/9,00 euros) o atrévanse con una cola de toro Belmonte (3,50 euros/10,00 euros) para terminar la faena, no sin recibir los trofeos, que no son otros que los postres, que, como todo aquí, también se hacen en la casa, como una tarta de queso (3,00 euros) que, como las croquetas, la hace la jefa del tinglao, Margarita. Un bocado dulce, envolvente, cremoso, con una nota ácida de la confitura de frutos rojos que le da un contrapunto al dulzor, con una base que se levanta por los lados pero que está lo suficientemente blanda para componer un equilibrado conjunto de texturas. Una faena para salir toreando por el Altozano. LA FICHA dirección Mercado de Triana. C/San Jorge. 41010 Sevilla. teléfono 954 332 862 horario De 08.00 a 18.00. Descanso lunes.

  • 1