domingo, 17 febrero 2019
09:16
, última actualización
Economía

El Eurogrupo pide a España que haga más esfuerzos

Le reclama que adopte nuevas medidas y reformas estructurales a partir de 2011

el 07 jun 2010 / 19:08 h.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker saluda a Elena Salgado, ayer.

Los ministros de Finanzas de la Zona Euro reclamaron ayer a España medidas de ajuste adicionales a partir de 2011 para hacer frente al déficit y la deuda y calmar a los mercados.

"Las medidas anunciadas son significativas y valerosas. Contribuirán sin ninguna duda a estabilizar los niveles de deuda. Pero, por otro lado, también está claro que se necesitará mayor consolidación a partir de 2011, junto con la profundización de las reformas estructurales", dijo el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, tras la reunión.

En ella se analizaron los ajustes presupuestarios aprobados por los gobiernos de España y Portugal, en el primer examen al que se somete el plan de contención español, si bien la evaluación definitiva no se conocerá hasta el próximo día 15, cuando la Comisión Europea haga público el análisis semestral del proceso de consolidación fiscal de doce países inmersos en procedimientos por déficit excesivo, y determine si España debe acometer más medidas de ajuste.

El Eurogrupo lanzó este mensaje tanto a España como a Portugal, países a los que demandó avances rápidos en la reforma del mercado de trabajo y en el sistema de pensiones.

"Los dos países se han comprometido a tomar acciones en este sentido y están trabajando en medidas adicionales, si son necesarias, para alcanzar los objetivos de déficit en 2011", aseguró.

Por su parte, el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, explicó que los nuevos objetivos de déficit que se han fijado España y Portugal son "adecuados" y elogió "el compromiso de los dos gobiernos de hacer todo lo necesario para adoptar medidas suficientes para lograr estos objetivos". Además, destacó que ambos "han anunciado o anunciarán reformas estructurales sustanciales". "Se necesita hacer más, y sólo puedo animar a los dos países a proseguir las reformas estructurales, por ejemplo en el mercado laboral y en pensiones, con la determinación audaz que se necesita en una situación muy sensible".

El plan español persigue ahorrar 15.000 millones hasta 2011 y recortar el déficit 1,5 puntos para situarlo en el 6% del PIB el próximo ejercicio. Antes de la reunión, la ministra española de Economía, Elena Salgado, dijo que esperaba que sus homólogos de la Eurozona no exigieran reformas estructurales más allá de las previstas en el mercado de trabajo y la reestructuración de las cajas de ahorros. No fue así.

La adopción de esas medidas extra por parte de España y Portugal fue la condición impuesta por los países de la Zona Euro hace un mes para aprobar el fondo destinado a ayudar a socios con problemas futuros de financiación, que ayer fue autorizado.

Así, se dio luz verde al fondo de rescate dotado con hasta 750.000 millones para los próximos tres años para frenar el contagio de la crisis griega a España y Portugal. En concreto, el Eurogrupo aprobó 440.000 millones en forma de garantías de los países de la Eurozona, con las que se recaudarán fondos en los mercados para prestarlos a los países con dificultad para refinanciar su deuda con condiciones "estrictas". Además, incluye un tramo de 60.000 millones del presupuesto de la UE, que será el primero en usarse en caso de necesidad y una contribución de 250.000 millones del FMI.

El instrumento de 440.000 millones estará operativo a mediados de junio, una vez que la mayoría de los Estados hayan aprobado sus garantías. España, Alemania y Francia ya lo han hecho. El Gobierno español aprobó avales por valor de 53.900 millones.

La bolsa y el euro, en mínimos 

La presión sobre el euro y sobre los mercados de valores continuó ayer, con la moneda única europea cotizando por debajo de la cota psicológica de los 1,20 dólares y las bolsas abonadas a la volatilidad.

En las primeras horas de la negociación el euro llegó a caer hasta 1,1875 dólares, el nivel más bajo desde mediados de febrero de 2006. Hacia las 17.00 horas GMT la moneda única se recuperó para cambiarse a 1,1950 dólares, pero todavía por debajo del nivel de cierre del pasado viernes (1,2035 dólares).

La preocupación por las finanzas públicas de los países del euro y por Hungría sigue lastrando a esta divisa.

El director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, consideró ayer en Luxemburgo que los problemas de la Eurozona y su divisa son "serios" pero calificó la reacción de los mercados de "exagerada", al tiempo que se mostró confiado en que la aprobación definitiva del mecanismo de blindaje del euro devolverá la normalidad a los mercados.

Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, se declararon más preocupados por la rápida devaluación del euro que por los bajos niveles de cotización alcanzados.

Las bolsas no escaparon, de manera que la española bajó el 1,44% y concluyó la sesión en 8.795,30 puntos, nuevo mínimo anual, afectada por el retroceso de las plazas internacionales y los problemas financieros en Europa.

La Bolsa de Londres retrocedió un 1,11%, mientras que París se dejó un 1,21%, Fráncfort cedió un 0,57% y Milán perdió un 0,55% al cierre. 

  • 1