Cultura

El futuro podría tener un nombre

el 04 abr 2013 / 23:25 h.

Teatro de la Maestranza. 4 de abril. Programa: Obras de Verdi, Chaikovski y Strauss. Intérpretes: Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. JohnAxelrod, director.

La sintonía entre los profesores de la ROSS y el maestro John Axelrod es plena. Volvió a demostrarse un año más. Por segunda vez, el director norteamericano subía al podio para paladear de nuevo a Richard Strauss. Del Zaratustra de la anterior ocasión a la juvenil y algo prolija Aus Italien. Si el titular, Pedro Halffter, no llevara años modelando tan bien el sonido de la Sinfónica, anoche no se hubiera producido semejante respuesta a la batuta de Axelrod. Este, como el español, es un maestro que atiende con igual esmero a la corpulencia que a la liviandad, y obtuvo una versión vigorosa pero más que matizada, desde luego, la música programática parece ser su hogar ideal.

La suite de Romeo y Julieta fue dicha con una implicación mayúscula, realzando los momentos melódicos y trabajando las modulaciones con una morosidad cuasi cinematográfica. Se recreó en los espacios más evidentes y cuidó cada ribete de las transiciones. Con la Obertura de La fuerza del destino de Verdi, Axelrod tiró acertadamente de decibelios para rubricar una palpitante (y fulminante) interpretación. Al margen de constatar que Axelrod se ha convertido ya en una figura clave como maestro invitado, la Sinfónica debería plantear más programas como este, íntegramente orquestales. En el debe quedará la recuperación en el futuro de la partitura Afterthought del contemporáneo Battistelli, un problema técnico impidió tristemente que sonará anoche.

  • 1