lunes, 10 diciembre 2018
11:15
, última actualización
Cultura

El futuro teatro de La Imperdible en la calle Torneo, de nuevo en el aire

El Ministerio de Cultura deberá conceder otra prórroga al proyecto o su promotor deberá devolver los 300.000 euros que le concedió en 2010 para la sala.

el 08 sep 2014 / 11:30 h.

TAGS:

El proyecto del nuevo puente desplazó la ubicación original del proyecto / José Luis Moreno El proyecto del nuevo puente desplazó la ubicación original del proyecto / José Luis Moreno

Nuevo retraso a la vista para el teatro que, desde 2010, La Imperdible trata de levantar en la calle Torneo. Tras sortear toda suerte de trámites burocráticos para iniciar las obras, después de que elAyuntamiento le cambiara la parcela en la que iba a construirse el edificio por otra cercana –porque la que inicialmente le cedió coincidía con el trazado del futuro puente previsto para descongestionar el tráfico que generará la torre Pelli–, el Consejo Consultivo ha rechazado esta modificación puntual del PGOU, argumentando que la permuta acordada entre ambas partes no se había realizado correctamente. Fue más bien un reparo de carácter técnico, pero que deja en el aire la ubicación final de este espacio escénico y, lo que es más grave, pondría en riesgo la viabilidad económica de la compañía teatral. El motivo, una subvención concedida por el Gobierno central hace cuatro años que, de no desbloquearse la situación, agotará su última prórroga.

El Ministerio de Cultura entregó en 2010 a La Imperdible 300.000 euros para invertir en una nueva sala teatral.Desde entonces, debido a diversos problemas urbanísticos, se ha ido prorrogando la justificación de esta ayuda, entendiendo que no era posible empezar los trabajos debido a motivos ajenos al promotor. Hubo aplazamientos en 2010, 2011 y 2012. El último terminó el pasado diciembre de 2013, si bien la compañía solicitó uno nuevo. Ante esta petición, el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (Inaem) dio tres meses a La Imperdible para aportarle los nuevos permisos, tanto la licencia de obras como el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, por lo que Junta y Ayuntamiento tenían hasta marzo para evitar la pérdida de este dinero.Tras reunir todos los documentos, el ministerio volvió a dar otro plazo a la compañía, con la esperanza de que las obras arrancaran en 2014.

Tras el revés del Consultivo –adelantado por El Mundo–, Cultura volverá a estudiar el caso, puesto que de nuevo el retraso no es atribuible al empresario. El peor de los escenarios posibles sería que el  Inaem iniciara un proceso de reintegro que obligaría a La Imperdible a devolver los 300.000 euros, lo que complicaría el futuro del teatro y de la propia compañía. No obstante, desde este departamento han reiterado en numerosas ocasiones que no quieren llegar a este extremo. «No vamos a empezar la tramitación del expediente de prórroga hasta que tengamos la documentación, pero sí que tenemos la mejor voluntad», indicaban fuentes de este ministerio a El Correo cuando se discutía sobre el aplazamiento anterior.

Hace ya siete años que La Imperdible planeó un nuevo centro cultural junto al río, en un solar municipal cedido en 2007 por un plazo de 50 años. El director de esta sala, José María Roca trabajaba en el diseño del edificio y en la captación de fondos, al tiempo que mantenía su actividad escénica en el céntrico Teatro Duque, propiedad de CCOO.

Después de que el Consistorio le comunicara que el diseño del futuro puente abierto al tráfico –al que la Junta se opone– contemplaba enlazar desde Cartuja con Torneo a través de su parcela, Urbanismo le localizó un nuevo solar municipal, prácticamente en el mismo lugar que el que inicialmente recibió, algo más al norte, en las inmediaciones de la antigua estación del Telecabina. Una pequeña variación que sin embargo le obligó a emprender de nuevo todo el proceso administrativo. En cualquier caso, el Ayuntamiento está trabajando para buscar una solución a esta iniciativa cultural, contemplando todas las posibilidades, desde reiniciar el trámite administrativo siguiendo las indicaciones del Consultivo, hasta buscar otro terreno, según fuentes consultadas por este periódico.

La compañía había logrado además la concesión de un préstamo de un millón de euros para la construcción del inmueble, que tiene un presupuesto de 1.300.000 euros. El nuevo teatro tendría capacidad para entre 450 y 500 localidades e incluiría un restaurante y una zona verde con un pequeño auditorio al aire libre. La idea de sus promotores es que esta nueva sala atraiga a las compañías que llegan a Sevilla con espectáculos comerciales, pero que sólo pueden permanecer dos o tres días porque el Lope de Vega no permite más fechas dada su amplia programación.

  • 1