sábado, 23 marzo 2019
17:31
, última actualización
Local

El Gobierno activa un plan para evitar los guetos en barrios con inmigrantes

Las provincias de Almería, Cádiz y Granada serán las tres primeras de España en las que el Gobierno desarrollará un proyecto para la reintegración social y laboral de los inmigrantes.

el 15 sep 2009 / 22:24 h.

TAGS:

Las provincias de Almería, Cádiz y Granada serán las tres primeras de España en las que el Gobierno desarrollará un proyecto para la reintegración social y laboral de los inmigrantes y para prevenir los conflictos racistas y evitar que se formen guetos en las ciudades.

Esta experiencia piloto, diseñada por el Ejecutivo central a medias con la Junta, se pondrá en marcha en tres barrios de Roquetas de Mar y Almería capital, ocho de Granada capital (todos del Distrito Norte) y cuatro zonas de Algeciras (Cádiz). Las áreas donde se desarrollará esta iniciativa suman una población de unos 90.000 habitantes. Se trata de barrios con un elevado porcentaje de población inmigrante, en algunos casos superior al 30%. Las actuaciones concretas aún tienen que acordarse con los ayuntamientos implicados.

La secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, detalló ayer que esta experiencia piloto, dotada con tres millones de euros, prevé no sólo trabajar "codo con codo" con los consistorios sino también con las organizaciones sociales, ONG y colectivos inmigrantes vinculados con estas zonas. Aunque Rumí no precisó con exactitud qué acciones se desarrollarán, aseguró que éstas buscarán prevenir conflictos, resolver problemas de carencia de infraestructuras y acceso a servicios públicos y trazar un itinerario laboral personalizado para inmigrantes. "La integración laboral es la primera de las integraciones", recordó Rumí, que adelantó que si los resultados son favorables, la idea del Gobierno central es extender dicho programa a otros barrios de Andalucía y España.

La secretaria de Estado de Inmigración aseguró que "no se trata de un plan centrado en la población sino en el territorio, por eso no sólo afectará a los inmigrantes que vivan en los barrios sino a todos sus habitantes".

La consejera de Gobernación, Clara Aguilera, admitió que estos barrios padecen una "presión migratoria" y condiciones socioeconómicas "determinadas por un elevado índice de absentismo escolar y desempleo y desvertebración del tejido social". Sin embargo, Aguilera afirmó que "no son zonas estigmatizadas ni son los peores barrios de Andalucía", sino los que reúnen mejores condiciones para desarrollar este plan contra la exclusión social. La consejera desvinculó la puesta en marcha de esta iniciativa con la crisis: "La medida empezó a diseñarse mucho antes de que llegara esta situación económica".

  • 1