Local

El Gobierno ignora la crisis interna en IU por los recortes

A pesar de la contundencia y de la gravedad de la situación expresada por Valderas, en la reunión del Consejo de Gobierno no se dedicó ni media palabra a este asunto.

el 26 jun 2012 / 20:27 h.

TAGS:

Diego Valderas y Sánchez Gordillo en una foto de archivo.

El vicepresidente andaluz, Diego Valderas, presidió ayer el habitual Consejo de Gobierno de cada martes en ausencia del presidente José Antonio Griñán. Hacia pocas horas que había frenado el motín de un grupo de dirigentes de IU que habían llamado a rebelarse y no votar hoy miércoles en el Parlamento el plan de recortes.

Valderas, como coordinador regional de IU, avisó de que o daban su apoyo al recorte de 2.700 millones del Presupuesto (750 en nóminas públicas) o se rompería el pacto de coalición a los 50 días de entrar en vigor. Tocarían elecciones anticipadas. A pesar de la contundencia y de la gravedad de la situación expresada por Valderas, ayer en la reunión del Consejo de Gobierno no se dedicó ni media palabra a este asunto. El Ejecutivo optó por ignorar -o al menos así lo expresó su portavoz, Miguel Ángel Vázquez- la tensión interna en IU y las consecuencias para el Gobierno andaluz. "Ni una sola palabra", aseguró Vázquez.

El portavoz del Gobierno dejó claro que a ningún miembro del Gobierno andaluz le gustan los recortes "insolidarios, injustos y dolorosos" que vienen "impuestos" desde Madrid y que asumen, aclaró, "por responsabilidad y por imperativo legal". "Estamos todos a una, los que son de un partido o los que somos de otro, no hay diferencia y estamos en sacar adelante a Andalucía", subrayó el portavoz socialista.

Hoy está previsto que en la Cámara autonómica salga adelante el plan andaluz de ajustes con los votos de PSOE e IU. El diputado Sánchez Gordillo ya ha dejado claro que votará en contra y Marina Segura, del PCA, lleva días barajando su abstención.

La dirección regional de IU ha convocado el próximo sábado una reunión de trabajo abierta a sindicatos y colectivos sociales para abordar las prioridades ante los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2013. Ésa es la estrategia de la dirección de IU para aplacar los ánimos de sus dirigentes más molestos. Serán muy beligerantes con las próximas cuentas autonómicas y se sumaran a las protestas en la calle.

Ayer, según el sindicato CSIF, más de 3.000 trabajadores públicos se manifestaron a las puertas del Palacio de San Telmo -sede del Gobierno- para mostrar su rechazo a los recortes, informó Europa Press. Los interinos perderán un 10% de su salario y los funcionarios un 5%.

Los pasos del Gobierno de Mariano Rajoy hacia nuevos "sacrificios" y medidas de ajuste puso ayer en pie de guerra a la Junta. Sobre la posibilidad de que suba el IVA, el consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, advirtió de que esta medida "afectará gravemente" al turismo y el comercio, dos sectores "estratégicos para la economía andaluza". El consejero llamó a los agentes sociales a fijar una posición común de rechazo para dirigirse al Gobierno.

El portavoz del Ejecutivo andaluz, Miguel Angel Vázquez, expresó también la "profunda preocupación" de la Junta y advirtió que "no se pueden hacer recaer más esfuerzos en las espaldas de las clases medias y trabajadoras, especialmente si se sube el IVA de los productos de primera necesidad coincidiendo en el tiempo con una amnistía fiscal injusta e insolidaria".

  • 1