martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

El gobierno local achaca el derribo de radio-taxi a la "bisoñez" del edil

El Ayuntamiento de Utrera asumió ayer, por medio de su concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Luis Montoya, la responsabilidad por el derribo accidental de la sede de radio-taxi en la estación de autobuses. Foto: S.C.

el 15 sep 2009 / 19:57 h.

TAGS:

El Ayuntamiento de Utrera asumió ayer, por medio de su concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Luis Montoya, la responsabilidad por el derribo accidental de la sede de radio-taxi en la estación de autobuses. El propio Montoya admitió que "los errores" cometidos han sido fruto de su bisoñez.

El edil andalucista reconoció que su "equivocación fue no cumplir con los trámites reglamentarios, ya que se trataba de una obra menor, con un coste inferior a los 12.000 euros y realizada con materiales de pladur", lo que le llevó a no hacer un proyecto para así "agilizar los trabajos". Por ello, asume completamente la responsabilidad en el "accidente".

Estas obras en la estación de autobuses llevaron a la demolición "por error" de la central de radio-taxi que disponía la Unión Local del Taxi en las instalaciones de la estación de autobuses existente la localidad, ubicada en la avenida de Los Palacios. Según el secretario de este colectivo, Rafael Peña, en el suceso "parte del material que teníamos, como terminales telefónicos, equipos de radio u ordenadores, desaparecieron o quedaron destrozados, mientras que muchos de los papeles de los que disponíamos nos los encontramos encima del mostrador". El Consistorio señaló que aquel incidente "no se hizo de forma malintencionada", ya que dieron comienzo las obras "sin percatarse los operarios de lo que había allí". Por ello, "se repondrán los desperfectos".

Fotografía. El PSOE, que llevó el tema al último pleno municipal, mostró por medio de su concejal Francisco Campanario una instantánea de los trabajos realizados en las instalaciones de la estación, en la que se observa la presencia del hijo de Montoya acerca de la que preguntaron, ya que no trabaja como operario municipal. En este sentido, el edil de Seguridad Ciudadana explicó que "no se dedica a la construcción, sino al cante", y aseguró que se encontraba en el inmueble "porque iba a recoger a uno de los empleados que estaban ejerciendo su labor que, asimismo, trabaja también en el mundo de la música".

Finalmente, el edil socialista entregó diversa documentación en la que "se demuestra" que la Unión Local del Taxi tenía permiso para tener sus instalaciones establecidas en dicho recinto. Y es que, según Rafael Peña, la centralita de radio-taxi llevaba funcionando en la estación de autobuses desde que el inmueble se inauguró, "hace unos 10 años, en un espacio que nos cedió la Delegación provincial de Transportes". Sin embargo, el alcalde de Utrera, Francisco Jiménez (PA), señaló que, según dichos documentos, "existía una concesión en precario para los taxistas que finalizó en el año 2004, ya que tenía una vigencia de cinco años, acordada en 1999 por la comisión de gobierno".

Las obras que se llevan a cabo en el edificio de la estación de autobuses, por parte del Ayuntamiento utrerano, tienen como fin la ubicación en dicho espacio de diversas dependencias municipales, tales como Protección Civil. Desde que se produjo el incidente a finales de octubre, y tras la visita realizada a las instalaciones por parte de los sindicatos, los trabajos se encuentran detenidos.

  • 1