domingo, 17 marzo 2019
21:35
, última actualización

El Golfo de Cádiz verá venir los tsunamis

El CSIC instala el primer sensor submarino de la UE, que permitirá prever tsunamis y maremotos que podrían afectar a la Península Ibérica y el norte de África.

el 12 nov 2009 / 20:15 h.

Vista de los efectos del tsunami que asoló a Indonesia.

El Golfo de Cádiz ha sido el lugar elegido por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para instalar el primer laboratorio submarino que permitirá prever tsunamis y maremotos que podrían afectar a la Península Ibérica y el norte de África. El dispositivo, llamado Geostar, ha sido ubicado a 60 millas del Cabo de San Vicente y a una profundidad de 3.300 metros y la zona ha sido seleccionada por su proximidad al área de contacto entre las placas tectónicas de Eurasia y África, una franja con actividad sísmica y de tsunamis.

El laboratorio, que ya está en marcha, comenzó a instalarse el pasado 7 de noviembre con la colocación de la boya de superficie, asegurada al lecho mediante un cable y un peso. Tres días más tarde, durante la madrugada del 10 al 11 de noviembre, el equipo lanzó el laboratorio desde el Buque Oceanográfico Sarmiento de Gamboa del CSIC.
Se trata de una estación submarina de cinco metros de altura, dos metros y medio de ancho y profundidad y tres toneladas de peso con numerosos sensores y dispositivos, entre ellos un sismómetro oceánico y un magnetómetro, todo ello coordinado por el director de la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, Juanjo Dañobeitia.

Con estos sistemas, el Geostar muestreará además durante un año las variaciones en la columna de agua, como la salinidad, la temperatura y la conductividad, "datos de interés para el estudio del cambio climático". El sistema transmite los datos acústicamente a una boya en superficie, que los envía vía satélite a los institutos de investigación implicados en el proyecto.

En el caso de que la información esté relacionada con los tsunamis, se transmitirá casi en tiempo real y será además enviada a las agencias nacionales de protección o seguridad civil de los países participantes en el proyecto, entre los que se encuentran, junto a España, Italia, Portugal y Alemania.

Este laboratorio submarino permanecerá tomando datos durante un año, el tiempo de duración aproximada de las baterías de litio del sistema. A partir de ahí, los investigadores decidirán si se mantendrá este sistema o, por el contrario, se implementará con un cable de alimentación.

El Geostar ubicado en el Golfo de Cádiz forma parte de un programa marco de la Unión Europea sobre laboratorios submarinos oceánicos con el fin de prevenir tsunamis que puedan afectar al continente europeo.

El equipo que ha realizado el despliegue pertenece a la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, al Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología, al Consejo de Investigación Nacional de Italia, al Centro Geofísico de la Universidad de Lisboa y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Berlín.

Estos grandes maremotos provocados por erupciones volcánicas, deslizamientos de tierra, meteoritos o explosiones submarinas, han dejado en los últimos cinco años más de 350.000 muertos sólo en el sureste asiático, el punto más afectado.

  • 1