martes, 19 marzo 2019
18:01
, última actualización
Local

El hermano de Miguel Carcaño, su novia y Samuel defienden su inocencia y piden la absolución

el 19 feb 2010 / 14:00 h.

TAGS:

Los abogados del hermano del asesino confeso de la joven sevillana  Marta del Castillo Casanueva, Francisco Javier Delgado; de su novia  María García, y de Samuel Benítez, han defendido la inocencia de sus  representados, y por tanto han solicitado su libre absolución, en los  escritos de defensa que presentaron hoy viernes ante el Juzgado de  Instrucción número 4 de Sevilla, según informaron a Europa Press  distintas fuentes del caso.  

En un comunicado remitido a Europa Press, el abogado de Francisco  Javier, José Manuel Carrión, señaló que, en su escrito --de 58  folios--, "se mantiene con total solidez la inocencia" del encartado,  haciendo referencia en el mismo a "la inconsistencia de las  acusaciones formuladas, basadas en conjeturas y elucubraciones sobre  lo acaecido", las cuales "se han visto modificadas en relación a las  que expusieron en la comparecencia de imputación, pues entre aquella  y los escritos formulados se han producido variaciones en las horas y  en los modos de intervención de los acusados en los hechos, lo que  evidencia que no existe una claridad y uniformidad a la hora de  tratar los datos fácticos y como sucedieron".

En este sentido, el letrado del hermano del asesino confeso pide  en su escrito la modificación del procedimiento seguido para el  enjuiciamiento del presente asunto, por entender que, a la luz de la  doctrina manifestada por el Tribunal Supremo matizando su  jurisprudencia en relación a la competencia para el enjuiciamiento de  determinados delitos por el Tribunal del Jurado, según el acuerdo no  jurisdiccional adoptado el pasado 20 de enero por la Sala General,  "la competencia para enjuiciar el presente asunto corresponde a un  tribunal profesional".

De este modo, Carrión argumentó que esta solicitud "se realiza con  la única expectativa de que se cumpla lo expuesto en la Constitución  en lo que respecta al derecho que tiene todo ciudadano al juez  ordinario predeterminado por la Ley, y así evitar posibles nulidades  futuras que supondrían gastos y situaciones innecesarias", añadiendo  que, al margen de estos aspectos, ha solicitado diversas actuaciones  y entregas de documentos que a la fecha de formulación del escrito no  han sido llevadas a cabo, "y que habrían supuesto la suspensión del  plazo".

PIDE LA DECLARACION DE 22 AGENTES POLICIALES

Asimismo, indicó que, con el escrito, se solicitan la declaración  de las cuatro personas acusadas, la declaración testifical de 68  personas, más otros 22 agentes del Cuerpo Nacional de Policía; 38  periciales; la práctica de 28 documentales y la solicitud de la  emisión de los testimonios de todas las declaraciones de las personas  acusadas y los testigos, "a fin de dar certidumbre a las mismas y  comprobar las contradicciones que pudieran existir".

Por su parte, el abogado de María García, José Antonio Salazar,  informó hoy de que, en su escrito de defensa, hace un relato  "pormenorizado" de lo que su cliente hizo tanto la noche del 24 al 25  de enero del pasado año 2009, cuando presuntamente tuvieron lugar los  hechos, como de lo que hizo la tarde del 24 y a lo largo del día 25 y  parte del día 26, precisando que la noche del día 24 de enero estuvo  estudiando en una biblioteca ubicada en la Isla de la Cartuja, desde  donde habría telefoneado a Francisco Javier para comunicarle su deseo  de estudiar esa noche en el piso de León XIII donde presuntamente  tuvo lugar el crimen, aunque su novio no respondió a la llamada al  encontrarse en el baño.  

Tras incidir en el hecho de que "fue María quien llamó a Javier y  no al revés", Salazar relató que, una vez abandonó la biblioteca de  la Cartuja, María se dirigió a casa de una de las amigas con las que  había estado esa tarde, y no es hasta las 23,30 horas cuando recoge a  Francisco Javier, dejándolo a las 00,00 horas del día 25 en el bar de  Luis Montoto donde trabajaba. Tras ello, según la versión del  letrado, María se habría dirigido al piso de León XIII para estudiar  hasta las 2,00 horas, cuando se acostó.  

"SIN PRUEBAS DE QUE EL CRIMEN SE COMETIERA EN LEON XIII"

En el escrito de defensa, el letrado defiende que, a las 4,00  horas, Javier llamó a su representada para que le abriera la puerta  de la vivienda, tras lo que ambos se acostaron, iniciándose en ese  momento una serie de llamadas, dirigidas a Javier, "en torno a la  menor desaparecida", momento en el que Javier llamó a su hermano  Miguel Carcaño para preguntarle sobre qué estaba ocurriendo.  

Salazar señala en el escrito que "no hay pruebas objetivas ni  científicas determinantes" de que el presunto crimen y la violación  se hubieran cometido en el piso de León XIII, "mientras que los  protagonistas han cambiado de versión y su credibilidad es  absolutamente nula", por lo que pide al tribunal que enjuicie el caso  que "tome en consideración la posibilidad de que la muerte no se  produjo en esa casa". "La única prueba de ello es la propia confesión  de unas personas, entre ellos un mentiroso compulsivo --en referencia  a Carcaño--", apostilló.  

En el escrito, el letrado solicita que se tenga en cuenta la nueva  doctrina del Supremo para que el procedimiento se adecue a las normas  del sumario, argumentando que, "si como sostiene la acusación  particular, el asesinato se produjo para encubrir la violación, es  claro que el delito final era ocultar esa violación".  

Por su parte, el abogado de Samuel Benítez, Manuel Caballero,  también ha defendido en su escrito la inocencia de su cliente,  mientras que la abogada de Miguel Carcaño, Paloma Pérez, también ha  presentado su escrito en la mañana de hoy viernes, aunque por el  momento no ha trascendido cuál es la petición para su representado.  

  • 1